Italia: Polémica por el Smart ForTwo “Chino”

La línea que divide la inspiración de la copia, por lo general es muy delgada, excesivamente delgada, podríamos decir. Y tan delgada e imperceptible es que muchas veces alguien podría confundir de qué lado está… de uno o de otro, la cosa puede ponerse verdaderamente complicada.
Autos copiados ya los hemos visto de todo tipo y color, a montones y en todas partes del mundo y ahora ponemos la mirada en Italia, lugar en donde una marca China llamada Shuanghuan, estará comercializando su propia versión del Smart ForTwo, o por lo menos un modelo que para ser un “homenaje” al chiquitín de Daimler, se ha pasado un poco de la raya…

Precisamente la gente de Daimler ha puesto el grito en el cielo ante la aparición de un modelo que prácticamente no puede ocultar su inusitado parecido con el Smart.
El modelo en cuestión ya ha sido también comercializado en Grecia y ha conseguido el permiso para salir a rodar por las calles y rutas y ahora está a punto de ser vendido en Italia bajo la denominación de Bubble.

La idea de ciertos fabricantes chinos es bien simple: ellos no pretender ser señalados como fabricantes de plagios o copias, simplemente quieren ir a los seguro e ingresar en mercados europeos, por lo que finalmente terminan “inspirándose” en productos bien consagrados y aceptados llegando a resultados como el que vemos en las fotos de esta nota. ¿El auto es más o menos parecido al Smart? ¡vamos amigos! Este bicho es igual y la cosa se va a poner brava cuando le caigan encima reclamándoles lo que han hecho.
¿Hace falta tanta similitud? Todo parece indicar que para ellos esto es algo inevitable y necesario, pero este fabricante chino ya ha ido demasiado lejos.

Antes hablábamos de la presencia de este auto en el mercado griego y ha sido allí precisamente, en Grecia, en donde un tribunal ha determinado sin dudarlo que la propiedad intelectual sobre un diseño (en este caso de un auto) no alcanza únicamente a su diseño exterior sino que además incluye al interior y las diferentes motorizaciones.
El Bubble se mete de lleno en todos los rubros y casilleros: se parece, sin más vueltas, muchísimo al famoso Smart ForTwo y ésto ha quedado debidamente demostrado.
El Bubble mide unos 3,3 metros de longitud y lleva bajo su capót un pequeño motor 1.1 litro de cilindrada de origen Suzuki. Su equipamiento es (contrariamente a lo que pueda llegar a creerse) muy completo y su precio recomendado en Italia es de unos 11.400 Euros.