Irreversible: Alonso ya luce los colores de Ferrari

Alonso-en-Ferrari-2010

Lejos ha quedado aquella primera visita casi secreta a Maranello. Lejos, muy lejos en el tiempo ha quedado incluso la enorme alegría de volver a ver al volante de un auto rojo de Maranello a Felipe Massa. Los hinchas ferraristas sólo miran hacia el futuro, ese mismo futuro que les resulta muy atractivo con la llegada del asturiano Fernando Alonso a sus filas.

Y si los ferraristas sueñas despiertos, lo que ha sucedido en Madonna de Campiglio no hace otra cosa que acrecentar esos sueños de retorno a la senda gloriosa. Es que hoy por la mañana un helicóptero descendió sobre las colinas nevadas del centro de ski y de su interior salió ni más ni menos que el bicampeón mundial del 2005 y 2006, vestido íntegramente con los colores típicos de la marca italiana.

El pulgar en alto de Alonso ha sido un muy buen prólogo para una historia de amor que ellos (los ferraristas) pretenden sea tan fructífera como la que vivieron con Michael Schumacher. A eso apuntan.

Los pilotos de Ferrari participan desde hoy en el llamado Vrooom 2010, en donde realizarán por espacio de cuatro días junto a unos 100 periodistas acreditados, actividades que tienen que ver con los deportes invernales con miras a la preparación ante lo que se viene.
Una actividad clásica de Ferrari que propone iniciar el año juntos y de la mejor manera.
Alonso hoy no condujo un Ferrari de Fórmula 1…pero eso a casi nadie le importó: sólo querían verlo (ya) con los colores de Ferrari sobre su pecho. Y lo lograron.