Chang’an invadirá Europa en 2013

Nada en este mundo es “por que sí” y tampoco lo es la presencia que la marca china de vehículos conocida como Chang’an ha tenido en el Salón del Automóvil de Frankfurt. Era de esperarse que su paso por la muestra internacional alemana tuviese sus inmediatas consecuencias y de eso se trata precisamente esta nota. Sobre los planes futuros de la marca tras mostrarse al mundo en una de las muestras más esperadas del año.
Chang’an planea llegar con toda su fuerza al mercado automotríz europeo a partir del año 2013 y para eso se está preparando en estos mismos momentos.
La marca está estudiando adecuadamente todo lo referente a distintas posibilidades para su red de concesionarios y también todo lo que tenga que ver con la red de distribución de sus modelos.

Inicialmente la oferta de la marca se limitará a satisfacer las expectativas de los mercados locales y en ese sentido el modelo que resultaría más adecuado a los gustos y necesidades de los usuarios de Europa parecería ser el Chang’an Eado (foto que encabeza esta nota).
Luego, los planes de la casa son los de extender su red de concesionarios hasta el territorio de los Estados Unidos de América.
Es que los planes de Chang’an no son poco pretenciosos precisamente: la idea es que para cuando llegue el año 2015, prácticamente el 20% de las ventas totales de la marca se materialice justamente fuera de las fronteras chinas. Esto no resultaría imposible y no es nada descabellado sobre todo teniendo en cuenta que la marca tiene bastante presencia en el mundo con su línea de vehículos comerciales. Si a eso se le agrega entonces la llegada a algunos diferentes mercados de un auto más que aceptable como el Chang’an Eado, entonces la cosa podría llegar a funcionarles de maravillas.

Algo que resulta interesante sobre la marca coreana es que a pesar de ser bastante joven en el mercado automotríz (sobre todo en lo que hace a autos de pasajeros), ha logrado alcanzar importantes acuerdos de ensamblaje con diferentes monstruos automotrices tales como Suzuki, Ford y el grupo conformado por las francesas Peugeot y Citroën, nada más y nada menos.
Parece que la marca no hace nada mal las cosas y los buenos frutos (europeos y luego americanos) se verán en poco tiempo más. Este trabajo en conjunto le dará vida próximamente a nuevos modelos de autos internacionales.