Insólito alquiler de un Ferrari 360 Modena

ferrari-en-alquiler-1

¡Ay mi Dios! ¡Ay mi Dios! Miren ustedes que hemos visto cosas raras, pero la capacidad de asombro parece no agotarse jamás y a veces la “caradurez” de algunos hace poner colorados a otros…
Este pintoresco muchacho, musculoso, fornido, recién salido de la peluquería y dueño de un Ferrari 360 Modena, vive en la ciudad de Chicago en los Estados Unidos y se dedica a alquilar su auto rojo de Maranello por la ciudad en la que vive por la módica suma de 300 dólares la hora… ¿repetimos?: 300 hermosos y verdes dólares por una hora de alquiler…
Señoras y señores, de pie… estamos ante un verdadero maestro de los negocios: el tipo, se la pasa andando sobre esta bestia motorizada y encima se queda con unos importantes billetes a cambio de… casi casi “hacer nada”. Eso sí, de imagen… nada de nada.

ferrari-en-alquiler-2ferrari-en-alquiler-3

En los negocios un verdadero maestro ya que inclusive él mismo lo maneja evitándose cualquier tipo de dolor de cabeza por alguna trastada que se manden los inquilinos.
El muchacho en cuestión ofrece el auto en alquiler sólo para una persona a la vez (esto no es una limusina…) y se presenta en público con sus aspecto de viejo rockero de banda de heavy metal de los ’80 ahora retirado, luciendo todo el trabajo hecho en el gimnasio (y en el coiffeur), guitarra eléctrica en mano y todo…
Una imagen bizarra como pocas cosas hemos visto.

ferrari-en-alquiler-4

Pero si de particularidades hablamos habrá que decir lo más notable de su auto es que las llantas y la tapa del motor están recubiertas con ¡oro de 24 kilates!
Si me preguntan por un consejo, les diré: creo que hay muchas otras mejores maneras de gastar el dinero, de modo que… cada uno y cada cual sabe lo que hacer con sus billetes pero ésto… ésto amigos… ¡no! Por favor…

ferrari-en-alquiler-5

En mi barrio, al ver a un ejemplar como este muchacho de Chicago, las vecinas dirían que prácticamente “chorrea aceite” y sinceramente creo que tendrían razón…
Otra más: impresentables los fileteados dorados de la parte trasera del auto