Para insaciables: Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore

Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore - 1

Este es otro de los típicos casos de los que tanto hemos hablado aquí en Coches 2.0: uno de esos autos cuya versión original ofrece todas y cada una de las cosas que podemos pedirle a un coche de altas prestaciones y que -además- es realmente muy bonito estéticamente. Tal el caso -por supuesto- del Mercedes-AMG GLE 63 S.
Pero a lo que concretamente nos referimos es a que siempre aparecen los eternos insaciables, esos que van en busca de una vuelta de rosca más apretada y -así las cosas- se ponen manos a la obra para definitivamente hacer otra maravilla de una auténtica maravilla preexistente.
Así es que ha nacido este impresionante Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore; fruto del talento creativo de estos preparadores.

Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore - 3Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore - 2

Dicho sea de paso, el modelo que han elegido parecía bastante difícil de «mejorar», sin embargo dicen que querer es poder y eso mismo los ha impulsado. Por si aún hace falta, te decimos que la versión original de la que han partido lleva un motor V8 de 585 CV de potencia y un par motor de 760 Nm, en tanto que logra acelerar de 0 a 100 km/h. en unos 4,2 segundos. Cifras que hablan por sí solas, claro, y que no están nada mal.
Sin embargo, los amigos de Wheelsandmore han elevado la vara y llevaron las prestaciones del auto un poco (bastante) más allá. Gracias a un kit de potenciación y a una completamente nueva gestión de la electrónica, como así también mejoras y cambios en la válvula de escape, los turbocompresores y los colectores, además del filtro de aire, lograron llevar la potencia final del auto hasta los 800 CV y su par motor hasta los 1.150 Nm.
En cuanto a la velocidad y la aceleración, este auto llega sin inconvenientes hasta los 300 km/h. y ahora acelera desde parado hasta los 100 km/h. en 3,9 segundos.

Si creías que este auto de Stuttgart no podía «mejorarse», la gente de Wheelsandmore te lo ha demostrado y aquí está la prueba definitiva: el Mercedes-AMG GLE 63 S Wheelsandmore.