Incendia su SEAT Ibiza para evitar un embargo

Vaya uno a saber lo que se le ha cruzado por la cabeza al pobre hombre, dueño de este SEAT Ibiza de anterior generación. Sea lo que sea, debe ser algo tremendo para que el dueño de este auto haya hecho lo que terminó haciendo. El hecho ocurrió en la localidad de Ortuella, en España y todo sucedió de la siguiente manera: a eso de las tres de la tarde, hace unos días, el buen hombre estacionó su SEAT Ibiza en la puerta del cuartel de los bomberos de Urioste (en Ortuella) y ni bien se bajó del mismo roció completamente al auto con combustible y sin dudarlo ni un instante sacó un bonito fósforo para incinerarlo sin miramientos.
La escena fue dantesca y así las cosas los bomberos lograron salir del cuartel y hacer su trabajo, aunque el fuego hizo lo suyo con mucha más celeridad y el SEAT quedó para el desarmadero.
El hombre, según se ha comentado, se encontraba en una complicadísima situación financiera y el banco lo estaba presionando con un embargo, al cual creyó que podría evitar prendiendo fuego su coche. Gran error, gran: por lo menos con el auto en condiciones podría haber logrado reducir en algo su deuda con la entidad bancaria… En fin, después de esto, al hospital y luego a recibir en la habitación al psicólogo… y el auto, vaya uno a saber para qué sirve ahora.

Hemos visto anteriormente autos bonitos (y muy caros…) prenderse fuego, pero este hombre seguramente no contará con los medios necesarios para rehacerse y afrontar su deuda bancaria fácilmente.
Tal vez esta locura podría haberse detenido si alguien se hubiera tomado el tiempo de advertirle que por más que su auto haya sido incendiado, la deuda sigue existiendo y si no es el auto, le terminarán embargando otra cosa…
Por su parte, el SEAT Ibiza, si bien no ha sido totalmente destruído, ha sido severamente dañado por el fuego que ha sido verdaderamente implacable y lo ha dejado carbonizado hasta la coronilla. Ya ven: un hombre “en llamas” por su desesperada situación, ha derivado en ni más ni menos que, su propio auto también “en llamas”. Lo que se dice una situación bien caliente a la vista…
Ahora el problema es por partida doble. Si antes debía unos cuantos Euros, ahora debe algunos cuantos Euros más. Una pena. Ojalá nunca más veamos algo así.