Foto impresionante: una Ferrari 599 GTB Fiorano en llamas

ferrari-599-gtb-fiorano-en-llamas-uno.jpg

Qué es peor, recibir un llamado de que tu mujer se acuesta con tu mejor amigo o que alguien te informe telefónicamente que tu Ferrari de 250,000 libras se prendió fuego? Respuesta obvia: una Ferrari es una Ferrari, pero más allá del comentario machista, este es un hecho que sucedió de verdad en un pequeño pueblo de 8000 habitantes conocido como Banstead, en Surrey, Inglaterra. No estoy hablando del infidelidades… miren las imágenes, hablan por sí solas. Increíble!

Martin Bullen, un empleado del garaje de súper-deportivos de nombre Romans Internacional, esperaba pacientemente en una luz roja arriba de una Ferrari 599 GTB Fiorano para llevarla a reparar su motor y sucedió algo impresiónante: como una maldición gitana, el 599 perteneciente a uno de los clientes del lugar comenzó a incendiarse espontáneamente en medio de la calle para ser el hazme hablar de los habitantes del lugar.

ferrari-599-gtb-fiorano-en-llamas-dos.jpg

Los bomberos llegaron rápidamente al incendio aunque el destrozo ya estaba hecho (miren la segunda foto). Pero lo trágico-gracioso del asunto sucede en un llamado telefónico: como en los gags más graciosos de Benny Hill, Martin llama a Paul Jaconelli, el dueño del garage, para avisarle que la Ferrari de más de 200 míl libras que conducía comenzó a incendiarse en mitad de camino (una noticia que no debería recibirse mientras se está comiendo).

El dueño titubeando le pregunta, por qué sucedió esto? Y Martin lo único que atina a decir es que no tiene la menor idea! Luego de tragar saliva, Paul, deduce que su empleado debe ser inocente del incendio ya que trabaja desde los 15 años en el lugar y es de mucha confianza. El desenlace de esta historia fue que el dueño del auto no hizo escándalo alguno ya que su amada 599 GTB Fiorano estaba asegurada… pero, todavía queda la duda: esos coches súper-caros se incendian porque sí? Espero que no!