La impresionante colección de autos de Bernie Ecclestone

ecclestone-coleccion-1

Este hombre,llmadao Bernie Ecclestone, nacido en 1.930 en la británica localidad de Suffolk supo hacer un verdadero imperio de lo suyo. Desde aquellos días en los que abandonó la escuela a este presente como jerarca de la Fórmula 1 y todos sus negocios, ha pasado mucha agua bajo el puente… o mejor dicho, muchos autos sobre la pista.

ecclestone-coleccion-2ecclestone-coleccion-3

Y de eso se trata esto precisamente: de autos.
Sólo que éstos que les vamos a mostrar no son autos comunes y corrientes, sino que se trata de la impresionante colección personal de autos de Grand Prix que el bueno de Bernie atesora como nadie más podría hacerlo.

ecclestone-coleccion-4ecclestone-coleccion-5

Se trata de la Heritage Collection, a la cual se dio el gusto de exhibir durante el pasado fin de semana en Bahrein como frutilla de la torta para los asistentes al Grand Prix. Sin costo extra alguno para todos aquellos que tenían entradas para la carrera (¡Bernie! ¿te sentís bien?) la tremenda colección de viejas máquinas de competición fue una de las maravillas indiscutibles del lugar.

ecclestone-coleccion-6ecclestone-coleccion-7

Ecclestone, que problemas de dinero no tiene, ha venido coleccionando estas maravillas desde hace años y ahora se ha decidido a mostrarlas para un disfrute total.
La colección incluye rarezas tales como Auto Union P-Wagen de la pre-guerra, un Mercedes Benz W125 de 1.937, un BRM V16, el Ferrari Tipo 375 V12 que en 1.951 manejó José Froilán González, un Maserati 250F de 1.954, un Lancia-Ferrari de 1.957, algunos Vanwall, un genial Thin Wall Special y algunos otros tantos de las décadas de los ’70 y ’80 como el Ferrari de Carlos Reutemann de 1.978, un McLaren M23 y por supuesto muchos de los autos de la historia de la casa Brabham (equipo del que Ecclestone ha sido dueño por varios años).

ecclestone-coleccion-8ecclestone-coleccion-9

En la impresionante galería de fotos de la nota, algunas de las joyas que Bernie nos dejó ver en Bahrein. A disfrutarlas y… envidiarlo un poco.