Impresionante accidente de un Ferrari California en Emiratos Árabes

FERRARI CALIFORNIA - ACCIDENTE 1

Nuestro accidente -lamentable y aparatoso- de cada semana. En más de una oportunidad nos hemos topado en este mismo espacio con cosas dolorosas como ésta que vemos en la nota y, sin embargo, jamás llegaremos a acostumbrarnos, no señor.
El hecho se produjo en una zona urbana de la ciudad de Ajman, en los Emiratos Árabes Unidos. Los resultados: todos a la vista en las fotos que te mostramos en esta nota. Un verdadero desastre.
Un joven -y muy posiblemente inexperto conductor- de 20 años de edad, conducía su (ex)hermoso Ferrari California. Dicen algunos testigos y los peritos que el auto dejó clavado el velocímetro en cercanías de los 100 km/h. Mientras atravesaba algo fuera de control el puente Al Rawdha, ubicado sobre la ruta conocida como Sheik Zayed.

FERRARI CALIFORNIA - ACCIDENTE 3

El Ferrari California descontrolado fue a dar contra cuatro autos antes de meterse debajo (literalmente) de un micro que circulaba por allí. El micro estaba repleto de 50 personas que salieron afortunadamente ilesas, mientras que también salió indenme del accidente, el conductor del auto italiano. Podía haber resultado una verdadera tragedia de todo ésto, pero afortunadamente, todos, pudieron sobrevivir al lamentable episodio para contarlo.
Los equipos de rescate creyeron estar ante lo peor en momentos en los que se acercaron a la zona del desastre que estamos viendo en las fotos. Sin embargo, estaban equivocados.
No podemos, en este caso, hablar de las bondades de los sistemas de seguridad del Ferrari California. No, no. Aquí no hay nada de eso que valga, estamos ante un verdadero milagro sin más vueltas.

FERRARI-CALIFORNIA---ACCIDENTE-2

Eso sí, una cosa no me cansaré de repetir y repetir una y miles de veces más: antes de permitir salir a las calles a jóvenes briosos e inexpertos en autos de tanta potencia, debería hacerse un curso severo e intensivo para enseñar a dominar un auto como éste. Suena repetido hasta el mismísimo cansancio, pero es tan cierto como suena. Estos autos no son, definitivamente (y me hago cargo) para cualquiera. Los hechos -ya muy reiterados- hablan por sí solos. Habrá que poner las barbas en remojo para que no se sigan repitiendo situaciones como ésta.