La importancia de unos buenos frenos

Frenos

Muchas veces nos habrá sucedido. A más de uno de nosotros le habrá pasado que no siempre chequea adecuadamente la seguridad y el estado de cosas a bordo de un vehículo que manejamos. No sería de extrañar algo así, después de todo, somos humanos y perfectibles y bien puede pasársenos por alto el tener en cuenta todo lo que merece la pena atender.
Por supuesto que una de las cosas a las que no debemos dejar de prestarle la debida atención, es el tema de los frenos, sobre todo, debemos hacerlo de manera regular y periódica para evitar malos momentos. Y así con tantas otras cosas más en el vehículo que conducimos. Pero vamos… no siempre recordamos hacerlo y no siempre tomamos conciencia de que las cosas suceden muchas veces a pesar de los recaudos y precauciones de cada uno de nosotros al volante.

Así son los accidentes y de eso se tratan las desgracias. Basta con que a alguien se le cruce por la cabeza hacer una locura y listo… drama en puerta. Y claro, para que eso no suceda y no nos tome desprevenidos, lo mejor será –por partes iguales- conducir con precaución y, tal como hemos recomendado, chequear que todo en nuestro vehículo funcione correctamente.
Y si antes hablábamos de los frenos, ¿qué mejor entonces que ver un video con un caso similar al que hemos mencionado? Aquí está…

Una jovencita rusa, bastante apresurada y distraída, decidida a toda costa a cruzar una autopista / avenida arriesgando su vida como nunca antes lo había hecho. ¿Le pasaría algo? ¿estaba aturdida? ¿perdida? ¿alcoholizada tal vez? Quién sabe… lo cierto y concreto es que temerariamente cruzó de manera irresponsable y temeraria la cinta asfáltica en el momento preciso en el que se aproximaba un autobus. Si alguien cree que nuestros consejos y perorata del inicio de esta nota eran algo exagerados, tal vez cambie su manera de pensar al ver el video.

La importancia de todo lo mencionado con anterioridad, a flor de piel, a la vista de todos. Buena reacción, conducción segura, atenta mirada en el camino y… -lo dicho- buen estado de los frenos para salvarle la vida a esa muchacha y seguir viviendo el día en paz. Eso sí, el conductor del autobus debe haber quedado mal de los nervios…