Un Hummer H6 suelto en Rusia

hummer-1.jpg

La pasión de los rusos por las modificaciones extrañas a vehículos de todo tipo es inagotable. Se lo ha visto de todo, camiones con forma de dragón, autos colgados de la pared, coches que brillan en la oscuridad… de todo. Los rusos poseen esa particular atracción por los vehículos extravagantes y súmamente particulares.

Hace un par de temporadas se habían comenzado a difundir las primeras imégenes de uno de los vehículos más extraños e imponentes de todos los tiempos, el Hummer H6.
Impensado en ese momento que alguien pudiese tener uno de estos.
No porque le falten ganas, no por cuestiones de gusto personal… no, no.
Es que el Hummer H6 es “demasiado” para cualquier mortal… Es imponente, más que cualquier otro Hummer y tiene la particularidad de asustar ni bien se lo ve…y cuesta unos minutos hacerse amigo.

hummer-2.jpg

Recorriendo las calles moscovitas, como dije, se pueden ver las cosas más extrañas en materia de autos, pero esto no lo esperaba…
Ahí estaba, a la vuelta de la esquina, ese imponente Hummer H6 con sus tres ejes bien apoyados en la calle, pisando fuerte… como sólo él sabe hacerlo.

hummer-3.jpg

Lo primero que atiné fue a palpar mis bolsillos en busca de mi petaca de vodka. Estaba a medio terminar, de manera que no había bebido tanto como para estar en un estado etílico deplorable. Ese no era el tema. Lo que veía era real. Bien real.
Apenas me animé a acercarme y a husmear un poco por las ventanillas. Ver a este Hummer de cerca fue una de esas cosas que nunca me voy a olvidar. Lo recorrí de lado a lado y espié todo lo que pude de su interior. Más de un peatón pudo haber pensado que me lo quería robar… y estaba en lo cierto, aunque nunca declaré eso entonces.

Finalmente, saqué mi anticuado anotador y agregué este fantástico vehículo a mi lista de cosas extrañas en las calles moscovitas…