Honda F1 también recorta gastos por la crisis

nick-fry-honda-f1.jpg

Unos 40 invitados que esperaban degustar ricos manjares, tomar algunos buenos tragos, charlar con bellas chicas y de paso disfrutar de la presentación del nuevo modelo con el que Honda va a participar en el próximo campeonato mundial de la Fórmula 1, deberán esperar para otra oportunidad.
Así lo declaró recientemente Nick Fry, Jefe Ejecutivo de Honda F1, quien defendió la decisión de cancelar la presentación suntuosa que la marca tenía pensada para los próximos días dada la complicada situación económica por la que también atraviesa la casa japonesa.

En las cercanías de Oxford, a casi media hora en auto de la fábrica del equipo de Honda de Fórmula 1 en Brackley se encuentra el impresionante restaurant llamado Le Manoir aux Quat’Saisons y allí precisamente se iba a realizar un evento que ya es un clásico para todos los equipos de la máxima categoría del automovilismo mundial. Desde hace unos años a esta parte, las fastuosas presentaciones de los bólidos de Grandes Premios se han convertido en una especie de “obligación” placentera para las marcas y sus patrocinantes que incluso lo exibían como una verdadera (y no tan válida) demostración de poder hacia los rivales.
Hoy la cosa ha cambiado y en un sentido similar al de sus “vecinos” de Toyota que también han cancelado definitivamente la presentación en sociedad del modelo de carreras, Honda ha decidido tomar el mismo camino y explicarlo (a través de Fry) sosteniendo que dada la reducción de la producción en las factorías de la marca, el equipo de Fórmula 1 vio como la única salida (y como válido gesto de solidaria austeridad) la cancelación de la presentación del auto de Fórmula 1, cosa que en los momentos que se viven dada la crisis financiera mundial, resulta algo superfluo e innecesario.

Eso se llama (hablando en criollo) saber ajustarse el cinturón