Honda piensa en un auto pequeño con motor trasero

HONDA BEAT

A Honda la idea no le disgusta en lo más mínimo y le viene rondando la cabeza desde hace rato ya. Más aún con el resultado “puesto” y el “diario del lunes” dadas las experiencias conocidas de Toyota con el GT86 y Subaru con el BRZ.
La marca japonesa, Honda, se plantea (por decirlo de algún modo) una vuelta de rosca más “puruista”, una especie de regreso a las fuentes, a lo básico y para eso tiene en carpeta la concreción en un futuro de un modelo que (para resumirlo) será más o menos así: de tamaño pequeño, con motor naftero ubicado en la parte trasera y muy liviano.
Pero claro… muchos de ustedes se preguntarán ¿no es acaso Honda una típca marca de vehículos con tracción delantera? Es cierto, pero también es cierto que hubo antecedentes de algunos modelos que no tenían ese tipo de tracción y para usar un ejemplo debemos viajar en el tiempo hasta principios de los años ’90 y allí enconcontraremos en la galería de ofertas d ella marca al pequeño Honda Beat, modelo al que vemos en la fotografía que encabeza esta nota.
El auto no llegaba a los 800 kilogramos de peso en total y tenía su motor ubicado en la parte trasera y en posición central. Es tal vez el más fresco antecedente de Honda con un vehículo que va en el mismo sentido del que planean colocar en las calles en un tiempo más. La potencia del Honda Beat llegaba a penas a los 64 CV finales y eso era debido a las normativas japonesas para este tipo de vehículos (los archi famosos Kei cars japoneses).

Pero el Honda Beat es definitivamente parte del pasado y la historia de la marca y Honda debe mirar hacia adelante. Por lo tanto surge inevitable la pregunta: ¿qué características tendrá el futuro modelo compacto de Honda con motor trasero? Si bien aún no hay demasiadas certezas, se estima que el auto llegaría al mercado en 2015 (se habla incluso de una fecha algo posterior) y que su motor sería un 1.3 VTEC de Honda (se comenta también que podría ser un 1.5), que tendría una caja de cinco velocidades y cuyo peso no superaría en el mejor de los casos los 1.000 kilogramos.
Si bien los antecedentes de ventas del Honda Beat no han sido nada buenos, desde la marca están más que entusiasmados con la posibilidad de tener un auto de este estilo dentro de la gama.