Honda Odyssey + BMW Serie 3 = cadena perpetua para el responsable

Honda---BMW-tuneado-1

¿Llegará finalmente el día en el que ya no nos sorprendamos por nada? ¿llegará el día en el que definitivamente no nos tengamos que hacer mala sangre a la hora de ver ciertos inventos extraños que algunos se dedican a hacer? Al paso que venimos, da la sensación que no…

Y ya lo ven… ahora nos toca enfrentarnos a un engendro que vaya uno a saber de dónde ha salido. ¿Cómo llamarlo adecuadamente sin herir ningún tipo de sentimiento? Cuesta, créanme…
Es que, producto de una inentendible cruza entre un Honda Odyssey y un BMW Serie 3, este extraño aparato merecería ser la corporización de una cadena perpetua para quien haya decidido hacerlo realidad.

Honda---BMW-tuneado-2

De la calidad del vehículo, nada que decir. Bien hecho está…
Pero si vamos a hilar bien fino y tratamos de comprenderlo, ahí la cosa es definitivamente más complicada.
La trompa del BMW Serie 3 (esto hay que reconocerlo) encaja a la perfección (físicamente hablando) con el cuerpo del Honda Odyssey y la calidad en la carrocería salta a simple vista, pero eso no será atenuante a la hora de condenar al responsable de este engendro que como si fuera poco tiene unas llantas que no se las deseo ni al auto de mi peor enemigo.
Como si fuera poco, la inclinación de las ruedas termina de transformarlo en un vehículo que parece salido de las entrañas del mismísimo infierno…
Ah! a propósito del infierno: este bicho raro está para tirarlo sin dudar, a la hoguera