Honda cerraría su fábrica de Tailandia

Honda, la emblemática marca automotríz japonesa, no gana para sustos y problemas de un tiempo a esta parte. Todavía resuena la tremenda tragedia del terremoto en Japón de Marzo del corriente año 2011, con todo lo que ello ha implicado no sólo para Honda sino también para el resto de las grandes marcas que allí tienen sus factorías instaladas. Ahora, en esta oportunidad, la tragedia natural incontrolable golpea nuevamente, sólo que no ya en Japón sino en Tailandia. Las gravísimas inundaciones que se han venido produciendo son las peores de las que se tenga memoria en la zona y ya se están comenzando a ver las lamentables consecuencias (entra las cuales, la principal es la de la pérdida de vidas humanas, por supuesto). Honda es una de las empresas más perjudicadas por las inundaciones en Tailandia y ha debido cerrar su fábrica.
El panorama no podría ser peor, sinceramente. El tema es que seguramente pasarán muchos meses antes de que la fábrica pueda volver a funcionar normalmente y el tema no se agota allí: resulta que se sabe que no sólo lasa instalaciones se han visto severamente afectadas, sino que la mayor parte de la maquinaria podría quedar reducida a un montón de basura a causa del agua que no perdona.
Según se ha informado, prácticamente el 80% de las máquinas que allí se encuentran están en un estado del que difícilmente se puedan recuperar y lo más factible es que no sólo la fábrica se cierre por espacio de seis meses sino que toda esa maquinaria tan dañada deberá ser reemplazada, con todo lo que ello implica.

La planta de Tailandia ha producido en el año 2010, nada más y nada menos que 170.335 unidades, lo que representa casi un 5% de la producción global total de la marca estimada en unas 3,6 millones de unidades. La detención de las actividades y el cierre momentáneo de la fábrica de la casa en Tailandia implicará un retraso del 3% en su producción anual, o para decirlo de manera mucho más gráfica, la producción de ni más ni menos que 100.000 vehículos menos. Dramático y complicado por donde se lo quiera ver resulta esta tema.

Demás está decir que estas dos catástrofes naturales por las que ha atravesado la marca japonesa Honda, podrían hacer que los números del año 2011 (hablando en términos de producción de vehículos), sean definitivamente los peores de toda su rica historia.