Honda F1 no acepta la ayuda de Ecclestone

ecclestone-y-hondaf1

100 millones de libras esterlinas no son algo que se pueda rechazar todos los días, sin embargo hoy nos hemos enterado que la gente que maneja el (¿todavía existente?) equipo Honda de la Fórmula 1, lo ha hecho
Resulta que el mandamás de la máxima categoría del automovilismo mundial, Bernie Ecclestone, ofreció a los popes japoneses nada más y nada menos que esa impresionante cifra para asegurarles su participación en el campeonato que se avecina y darles la tranquilidad necesaria para afrontar todas las cosas a las que debe enfrentarse un equipo como Dios manda.

El tema es que las horas pasan y según se tiene entendido, el plazo máximo para que Honda decida qué es de su futuro vence mañana mismo (lunes 23). Por eso Ecclestone tomó rápidamente cartas en el asunto y en primer lugar ha apoyado la candidatura (y el interés) de Richard Branson como posible comprador del equipo y en segundo lugar (dada la espera del mismo Branson) se decidió a ofrecer los 100 millones de libras al equipo japonés.

A Ecclestone le quitan el sueño un par de temas: uno es el de los huecos en la grilla de partida del primer Grand Prix del año (y los siguientes) y otra es la de quedarse con las ganas de ver nuevamente el apellido Senna en la Fórmula 1, ya que se sabe que de subsistir Honda en la categoría, estaría prácticamente confirmada la presencia en el equipo de Bruno Senna, sobrino del mítico Ayrton, en uno de sus autos.
No hay amor por Honda aquí, hay un gran interés por parte de Ecclestone que por ahora no le ha rendido los frutos esperados.

Ecclestone ha declarado que los directivos de Honda, dadas las circunstancias, deberían haber aceptado la ayuda. Ahora, dijo, sólo cabe tener confianza y rezar.
La novela, aún no ha terminado (aunque se están dando los últimos capítulos…).