Hennessey VR1200

Más de una vez los diferentes preparadores se han puesto manos a la obra y tomaron modelos por todos conocidos para darle su particular toque transformando a esos autos en (prácticamente) otros muy diferentes. Y precisamente algo así nos ocupa en esta nota, para que podamos apreciar el trabajo realizado por la gentre de Hennessey sobre un auto que ha mutado de manera notable.
Para quienes aún no lo hayan advertido, aclaramos que el auto que está “ahí debajo” de la preparación especial de los amigos de Hennessey es un Cadillac CTS-V, aunque ahora se vea (y funcione) definitivamente de otra manera.

Ahora, y con el trabajo practicado, este “exCadillac” no sólo es uno de los autos más potentes que se puedan encontrar, sino que además es uno de los más veloces.
Por otro lado las intensas modificaciones que implementa Hennessey sobre los autos que toma, hacen que los mismos se conviertan (en muchos casos) en los autos más caros sobre la tierra.

En el caso particular de este Hennessey VR1200, hay que decir que los números y muchas de sus características asustan sin más vueltas. Veamos en detalle. El “1200” del nombre hace referncia ni más ni menos que a la potencia, que en realidad llega a los impresionantes 1226 CV finales (pensar que su V8 original llegaba a los 556 CV de potencia originalmente…). Para lograr semejante cometido Hennessey ha llevado la cilindrada de 6,2 litros a 7,0 litros y ha agregado dos turbocompresores. El resultado es impactante. Su par máximo es trambién descomunal, llegando a 1503 Nm, mientras que su velocidad final nos apabullado con sus 389 km/h. y su aceleración de 0 a 100 km/h. se concreta en apenas 2,9 segundos. El conjunto se enmarca por una carrocería que sorprende por su liviandan, ya que utiliza la mayoría de sus componentes fabricados con fibra de carbono. El auto es un verdadero infierno sobre ruedas.

John Hennesse, CEO de la marca, ha declarado recientemente que tiene pensado fabricar (al menos) 12 unidades iguales a la que vemos en las fotos de la nota y que se lo probará en la pista de alta velocidad de Volkswagen ubicada en la localidad alemana de Ehra- Eissen.