Hennessey VR1200 Coupé: una bestia radical

El preparador norteamericano Hennessey sabe como sorprender a las masas con modelos en 4 ruedas súper poderosos y aguerridos que hacen que las autopistas queden marcadas por las altas velocidades que alcanzan sus creaciones más radicales. En este sitio vimos modelos especiales de este preparador que nos dejaron con la boca abierta, como es el caso del Hennessey HPE800 Twin Turbo y, ahora, tenemos otro modelo muy pero muy radical que lleva el nombre de Hennessey VR1200 Coupé.

El Hennessey VR1200 Coupé es un coche radical que está basado en el Cadillac CTS-V Coupé, o mejor dicho se trata de este último coche potenciado a más no poder para que destruya todo el pavimento que se cruce en su camino, una verdadera bestia imparable que solo podrán conducir los expertos en velocidad que tengan una buena cantidad de dólares en el bolsillo, medio millón para ser más precisos. Asimismo, posee elementos decorativos en su exterior que lo hacen más radical que ningún otro.

Si hablamos de estética, podemos decir que el Hennessey VR1200 Coupé es una bestia agresiva, aguerrida y bestial ya que integra un kit de imagen que lo hace muy rebelde y moderno también. Los accesorios que posee en su exterior fueron fabricados en fibra de carbono, algo que le permite adelgazar unos kilos y marchar mucho más velozmente que con los materiales que utiliza habitualmente. Asimismo, integra unos neumáticos Michelin Pilot SuperSports muy rebeldes.

Para que el Hennessey VR1200 Coupé corra como una bestia, cambiaron el motor V8 de 6.2 litros con 556 CV de potencia del Cadillac tradicional y agregaron en sus entrañas un imparable V8 de 7.0 litros TwinTurbo con unos bestiales 1226 CV de poder a 6400 RPM. Este motor transmite toda la fuerza a las ruedas traseras así que deberán tener cuidado de no acelerarlo mucho porque podrían salir volando. Su aceleración lo lleva de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos y alcanza una máxima de nada menos que 389 km/h.