Harakiri en Honda: masiva llamada a revisión y rebaja de sueldos

Llamadas a revisión en Honda

Todo se ve de acuerdo el cristal con que se miren las cosas, claro. Las cuestiones de honor han sido a lo largo de la historia objeto de discusión y siempre acompañando las viejas costumbres y tradiciones, se han llevado adelante. Japón siempre ha sido un más que claro ejemplo de esas cosas, claro que ya han pasado (o no tanto) los tiempos en que todo se resolvía con un sanguinario harakiri atravesando de lado a lado una espada en el estómago. Sin embargo, no sé si estamos tan lejos de eso. Es una manera de decir.
Lo que sí queda claro es que las cuestiones de honor –y en este caso de verdadera defensa del consumidor- están muy bien arraigadas y entendidas en Japón en los tiempos que corren.
Como ya es sabido, la marca japonesa Honda ha realizado innumerables llamados a revisión a los propietarios de muchos de sus modelos en los últimos tiempos. Ha sido un año para el olvido y así las cosas, los últimos 12 meses han sido un desfile constante de los autos de la marca por los talleres autorizados. Un verdadero desastre para ellos, por supuesto, cosa que merecía una reacción.

Por supuesto que no hubo en este caso harakiris masivos, pero lo que sí hubo fue una generalizada auto-rebaja de sueldos de parte de los más altos directivos de la marca. Ellos ¿Quiénes otros? Se han hecho absolutamente responsables de lo sucedido. En consecuencia, si lo pagan los usuarios y clientes; también deben sentirlo ellos en sus propios bolsillos.

La lista de autocastigados comienza por el propio presidente de Honda, Takanobu Ito, quien ha decidido bajar su sueldo en un 20%, mientras que otros ejecutivos senior, como es el caso de Tetsuo Iwamura o Fimihiko Ike, se redujeron el salario en un 10%. Así seguirán –al menos- por tres meses, hasta ver mejoras y cambios sustanciales en la calidad de los modelos que la marca nipona coloca en las calles. Por otro lado, se creará un división especial para hacer un exhasutivo seguimiento de los llamados a revisión de los autos.
Cabe mencionar que el auto que más inconvenientes y dolores de cabeza le ha dado a los directivos de la marca en el último año ha sido el Honda Fit tanto en sus versiones híbrida o a nafta. Otro de los modelos que más problemas han acusado es el Honda Vezel (conocido como HR-V en determinados mercados). Como frutilla de la torta, decir que tan sólo en las últimas dos semanas se han llamado a revisión en Europa y Japón nada más y nada menos que 425.825 unidades por diferentes problemas detectados.

Vale aquí una mención dadas estas circunstancias. No siempre se ven acciones como las que han tomado los directivos de Honda en Japón. Ellos, los japoneses, ante la crisis responden con más trabajo y ante los errores, asumen sin más vueltas la responsabilidad. Así se crece y se avanza.