Mika Hakkinen probó el excitante Caparo T1

Vale la pena, definitivamente, tomarse unos minutos para disfrutar (perdón, debe ir con mayúsculas y bien clarito: DIS-FRU-TAR) del video que les estamos presentando y que es gentileza de la gente de AutoCar. Si alguna vez nos hemos maravillado ante lo que significa entrar en contacto visual con un Caparo, mucho más completa será la experiencia si podemos sentir (casi como si estuviéramos allí mismo) lo que significa dar unas cuantas vueltas sobre este bicho infernal.
Y para poder hacerlo como Dios manda ¿qué mejor que hacerlo con un legendario bicampeón mundial de la Fórmula 1? Hablamos del gran finlandés volador, Mika Hakkinen, campeón de la máxima categoría deportiva del automovilismo mundial con McLaren – Mercedes Benz en 1998 y 1999. Todo a pedir de boca, casi un sueño hecho realidad: un autazo y un tremendo piloto para demostrar las virtudes de un coche que es prácticamente un Fórmula 1 de calle.

Mika Hakkinen se subió al Caparo T1 con testigos de AutoCar a bordo y se dio el gusto de su vida, haciendo de las suyas por unas angostas callecitas de Goodwood, en Inglaterra. El auto, como no podía ser de otra manera, llevaba la publicidad de la casa Johnny Walker, de la cual Hakkinen es casi un embajador mundial, con el consejo de no beber si uno debe manejar un auto. Mejor que así sea, ya que a esa velocidad (vean el video por favor…) no será fácil evitar accidentes si uno tiene unas copitas de más encima. Llegado el caso, para detenerlo se hará necesario un Caparo de policía, pero ese es otro tema.

Hablando de otro tema, también será bueno saber (cosa que de momento no es posible) cual ha sido el tiempo que ha marcado el Caparo T1 tras su incursión en el Nordschleife, el viejo y largísimo infierno verde alemán del Nürburgring. Por allí anduvo dando unas cuantas vueltas, pero el tiempo en el que se ha detenido el cronómetro nunca ha sido formalmente anunciado, aunque damos por sentado que habrá sido algo fenomenal.
Mientras tanto, y tras esta excitante e inolvidable experiencia a bordo del Caparo T1 en manos de Mika Hakkinen, nos quedamos con la cara de nene con juguete nuevo que muestra el reportero de AutoCar a la hora de bajarse del auto…No es para menos, no todos los días uno se puede dar un gustito como el que se ha dado este buen hombre.