Rumores ¿Habrá un Volkswagen Golf R TDI?

Volkswagen Golf

El tema puede resultar en una discusión eterna. Si estos autos, como el Volkswagen Golf por ejemplo, deben ser nafteros o Diesel, podría ser objetado y puesto a consideración durante años y –tal vez- todos tendríamos razón en esgrimir nuestras posturas. El dilema también lo tienen en Volkswagen, o no tanto en realidad. Es que en recientes declaraciones públicas, Hanno Jelden, jefe de desarrollo de motores de la casa alemana, ha mencionado la posibilidad muy concreta de que en un futuro –no tan lejano- podamos contar con un Volkswagen Golf R TDI, vale decir que estaríamos en la antesala de una versión R del Golf GTD.

Al respecto se han barajado algunas posibles características de la nueva versión. Se estima que –teniendo en cuenta que la variante a nafta anda rondando por los 300 CV de potencia final- la versión TDI del Volkswagen Golf R tan sólo llegaría a alcanzar los 240 CV siendo su par motor de 500 Nm. De este modo, y dadas estas características, se estima también que el auto en su versión final podría acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en unos 5,5 segundos.
La planta motríz no es desconocida para prácticamente ninguno de nosotros, ya que se utilizaría el mismo motor que se emplea en el nuevo Volkswagen Passat, vale decir el 2.0 TDI biTurbo.
Un tema para resolver para los directivos e ingenieros de la marca sería el del peso total –final- del modelo en cuestión, ya que según ellos mismos han comprobado, el auto terminaría resultando realmente muy pesado para su segmento y, en consecuencia, ese es un importante tema a tener en cuenta y –finalmente- resolver.

A partir de ahora habrá que estar atentos y seguir muy de cerca el team del posible lanzamiento del Volkswagen Golf R TDI. Si bien ha sido lanzado de manera cuasi oficial por un alto representante de la casa alemana, no se ha hecho aún ningún anuncio de manera absolutamente oficial. De todos modos, podríamos prácticamente decir que esta versión se llegará a concretar. Después de todo, si es que tienen inconvenientes por resolver, los mismos no son tan determinantes como para ponerle freno definitivo a un proyecto que no es para nada descabellado.