Habrá un derivado del Tata Nano mejor equipado y más caro

TATA NANO

No hay, ni hubo, caso con el presumido Tata Nano. Lo que alguna vez soñó la marca india con este pequeño modelo quedó definitivamente en la nada misma. Aquellos sueños de Tata de convertir a este pequeñín en una auténtica opción para muchos conductores en los diferentes mercados mundiales se desvanecieron como pompas de jabón en contacto con el aire. Nada resultó. Desde las pretenciones iniciales, siguiendo por las actualizaciones y mejoras introducidas al Nano, para terminar finalmente reconociendo (muchas otras opciones no había) que el Tata Nano era en determinados momentos un verdadero fracaso en ventas. La gente no eligió al Nano, ni siquiera aquellos que se suponía dejaban las dos ruedas de las motos y se pasaban a un auto. Muchas familias lo eligieron parcialmente, es decir apenas como un segundo coche del hogar, pero a decir verdad el Tata Nano nunca fue un auto elegido de motus propio por la gente.

Es por eso que la marca india está pensando una vuelta de rosca para el modelo en cuestión y tienen en sus planes dotar al auto de algunos cuantos elementos y darle ciertas características (digamos) “aspiracionales” como para que la gente comience a verlo de otra manera.
Tata piensa en agregar al Nano muchos elementos que lleven al auto unos cuantos pasos hacia delante, con la inclusión por ejemplo de dirección asistida, caja de cambios automática y hasta inclusive se habla con insistencia de la chance de ver un Tata Nano con motor diesel para adptarse a las necesidades actuales.
Los cambios no se limitarán a este tipo de cosas y ya se habla concretamente de una importante lavada de cara exterior, que haría que el diseño del auto resulte no tan “sencillo” y se vea definitivamente de otro modo. Claro que todos esos cambios llevarán indefectiblemente a que el auto cambie radicalmente, podrías hasta decirse que sería “otro auto” con lo cual también el precio será distinto al actual, vale decir: el nuevo Tata Nano (no sabemos si se llamará así) será un auto más caro. De todas maneras creemos que a Tata no le quedan muchas balas en la recámara y no tiene demasiadas otras opciones, por lo cual este intento de revitalizarse es más que válido y será más que bienvenido. No olvidemos que la imagen y la reputación que había empezado a construírse Tata se ha visto bastante dañada en los últimos tiempos o sea que la marca debía hacer una importante movida y eso es precisamente lo que ha hecho. ¿Cómo reaccionará la gente ante esta nueva oferta de Tata? Eso ya lo sabremos…