El Gumpert Apollo y su particular récord en Nürburgring

Gumpert-Apollo-Nurburgring

Todos van al Nürburgring, todos, absolutamnete todos quieren dar lo mejor de sí en ese complicado y legendario trazado. También el Gumpert Apollo, sólo que en este caso el tiempo (tiempazo, en realidad…) va a dejar plantada la polémica…
¿Por qué? muy simple, lo explicamos así: esta bestia alucinante fue llevada hasta el infierno verde alemán y clavó el cronómetro en unos magníficos 7:11,57 pero lejos de quedar la cosa ahí nomás, se ha levantado la polvareda al proclamarlo como el mejor tiempo conseguido con un auto de producción. ¿De producción dijimos? Sí, así lo consideran: de producción, aunque habrá que reconocer que de producción no tiene mucho este auto
El tema es que el Gumpert Apollo se fabrica con diferentes especificaciones según los gustos del cliente, se lo fabrica a mano y algunas otras cosas más que lo hacen un vehículo “anti-producción”, pero en fin… ahí está planteada la polémica ante el particular récord.

Y mientras tanto, ¿quién le quita lo bailado al Gumpert Apollo? ¿quién puede arrebatarles el gusto que se han dado y el “temporal” que han marcado en el Nürburgring? Nadie, absolutamente nadie…
El piloto Florian Gruber tomó el control de esos 700 CV de potencia impresionantes y con la caja secuencial bien a mano se despachó con un tiempo que, auto de producción sí o no, es una marca memorable.

Al final, lo que cuenta es el tiempo que se ha conseguido y todo lo bueno que de eso puede derivar como una muy buena y más que válida acción marketinera.