Gumpert Apollo: un dios mitológico sobre ruedas

El Gumpert Apollo es la concreción de los más atrevidos y arriesgados sueños de Roland Gumpert, ex jefe de diseño de autos de competición de Audi y Roland Mayer, jefe de MTM, que no es otra cosa que el “tuneador” oficial de la misma marca alemana. El objetivo de ambos es, la creación de autos superdeportitos basados en la mecánica de Audi. ¡Y vaya si lo logran!

gumper-apollo.jpg

Si bien este monstruo se puede adquirir para lucirlo por las calles, es fundamentalmente un exquisito auto de competición, y para eso fue creado y desarrollado. Que se trata de un auto de competición es fácilmente comprobable: posee un motor biturbo V8 que desarrolla 650 CV y puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 3 segundos (leyeron bien) llegando a una velocidad tope de 360 km/h. Ahora queda más claro, es sin dudas un auto pensado para competir.

gumper-apollo-3.jpg

El coche no podría ser mejor. La descripción oficial del mismo dice entre otras cosas nos dice que se buscó lograr una síntesis casi perfecta entre la estética y la funcionalidad, esto sin que una necesariamente comprometa la efectividad de la otra.

Pero no sólo eso tuvieron en cuenta. El Gumpert Apollo experimentó numerosas incursiones al túnel de viento, donde fue sistemáticamente perfeccionado para lograr que desarrolle prestaciones muy superiores a los de autos de un segmento similar.

Otro aspecto para destacar es el de su impresionante chasis tubular, que además de aportarle al auto una gran rigidez en su estructura, le brinda a sus ocupantes un alto nivel de protección.

Si nos referimos a sus suspensiones, habrá que aclarar que éstas fueron concebidas y desarrolladas para el ámbito de las competiciones deportivas. Como dijimos antes, el Apollo puede ser adquirido como auto de calle a pesar de su marcada configuración deportiva, sin embargo esta característica (la de ser un deportivo) no le ha quitado la posibilidad de ser considerado uno de los vehículos con mayor confort para el pasajero dentro del segmento. Un dato que, a mi entender, no es para nada menor.

Otra cosa que hace que el Apollo sea único en su especie es la posibilidad de elegir el tipo de materiales y parte del equipamiento en su interior, al cual se accede por un sistema de puertas no menos llamativo que el resto del auto, las famosas “alas de gaviota”.

La elección de los elementos del interior del Gumpert Apollo pueden variar entre los más deportivos hasta los de tinte elegante.

gumper-apollo-2.jpg

Especificaciones del Gumpert Apollo:
Motor V8 Biturbo, 4.1 litros, 5 válvulas por cilindro (40 válvulas), 650 CV, caja secuencial de seis marchas, tracción trasera,, aceleración de 0 a 100 km/h. en 3 segundos, velocidad máxima 360 km/h., largo: 4.460 mm., ancho: 2.000 mm., alto: 1.240 mm., neumáticos 255/35 delanteros y 345/35 traseros, llantas de 19 pulgadas.