Grupo Volkswagen y Porsche: se demora la fusión

Nubes negras, cielo tormentoso… todo igual que en la foto que encabeza esta nota: la marca Porsche y el Grupo Volkswagen demoran, de manera inesperada (¿inesperada?) su tan mentada fusión.
Los planes trazados por ambas partes inicialmente presuponían que la fusión final y definitiva se iba a llegar a producir para finales del corriente año 2011, pero todo parece indicar que eso efectivamente no será así. La cosa viene más que demorada y los motivos nos son precisamente “livianitos” de superar. El tema está en que hay ciertos puntos (todos relacionados con cuestiones de tipo judicial) que se deben resolver para que todo siga marchando sobre rieles, como hasta ahora.

Las mencionadas cuestiones judiciales tienen directamente que ver con procesos y recursos interpuestos contra la casa Porsche tanto en Alemania como así también en los Estados Unidos, todo relacionado con un supuesto mal manejo en el mercado de valores (léase: manipulación de valores en el mercado bursátil).
La fusión, a pesar de todo, no estaría corriendo peligro alguno para no llevarse a cabo y no concretarse, sino que simplemente (si es que se puede decir así) el Grupo Volkswagen está aguardando que cualquier cuestión judicial llegue a su fin y a buen término, para recién en ese momento cerrar exitosamente la operación que hará que el Grupo Volkswagen y Porsche finalmente se unan.

Pero… sobre todo este “barullo” no hay que perder de vista que a pesar de que la cosa sigue en pie, hace ya un tiempo que el Grupo Volkswagen había acusado directamente a Porsche (uno de los mayores accionistas del Grupo, por cierto) de intentar manipular (o mejor dicho: hacerlo directamente) el precio de las acciones de Volkswagen en la bolsa de comercio, queriendo luego comprarla (a Volkswagen) violando claramente muchas normas y reglas del mundo financiero.
Mientras tanto (y vaya uno a saber si todo lo anterior ha tenido algo que ver en ésto) Volkswagen es definitivamente partidaria de formar un grupo integrado y no (como se presume pretende Porsche) el ser comprada sin más vueltas ni miramientos.

¿Cómo será el final de esta novela? Será felíz o… será de los otros. La cosa no parece haber pasado a mayores y, a pesar del estado de alerta permanente de Volkswagen, todo llegaría finalmente a buen puerto y la tan mentada fusión entre unos y otros sería una muy concreta realidad en muy poco tiempo más.