Greenstage GS750V: deportivo, eléctrico y de Nueva Zelanda

greenstage-gs750v.jpg

A esta altura del partido ya nadie se quiere perder el partido de los autos eléctricos. Los está habiendo de todo tipo y ya provienen de los lugares menos pensados, de aquellos que incluso no tienen demasiada tradición a la hora de hacer automóviles.
Por eso y siguiendo esa tendencia ahora los amigos de Nueva Zelanda también se han prendido en esta movida y nos presentan un nuevo deportivo…obviamente eléctrico.

Se trata del producto de una nueva marca de la tierra de los kiwis, llamada Greenstage y, si bien aún en plena fase de desarrollo, se sabe que será un deportivo que rajará la tierra y que se piensa será homologado para usar en las rutas y también para las competiciones deportivas.

Por ahora sólo tienen fabricado un ejemplar que ha sido montado usando las bases provistas por otro deportivo de Nueva Zelanda, el Saker, sólo que ese monta un motor de combustión.
El prototipo (Greenstage GS750V) tiene un motor eléctrico alimentado por baterías de ácido y plomo que tendrá la finalidad principal de afiatar el sistema de propulsión en una primera etapa. Luego y una vez que el sistema funcione correctamente se evolucionará hacia un sistema de litio.

Las pruebas sobre el auto tendrán una tercera etapa que lo verá participando en en el campeonato de la categoría NZSC, para obtener los datos necesarios y suficientes como para darle los toques finales al auto definitivo en su versión para rutas abiertas.
Como es nuestra costumbre estaremos más que atentos para seguir bien de cerca cualquier otra novedad que comience a surgir sobre este (aparentemente) fantástico nuevo deportivo eléctrico neocelandés.
Es promesa.