Great Wall presenta el Florid Cross en Chile

Desde ahora en el mercado de Chile la oferta propuesta por el fabricante chino Great Wall suma otra novedad. Hablamos del ya conocido Great Wall Florid en una nueva y revisada versión denominada Cross.
El Great Wall Florid Cross llega al mercado automotriz de Chile para completar la gama de modelos de la casa, la cual incluye a las camionetas Socool, Deer y Wingle, al SUV denominado Hover y al ya mencionado Florid en su versión convencional.

El Florid Cross es un modelo al que se le ha practicado una serie de retoques fundamentalmente desde el plano estético ya que lo demás permanece inalterable en el auto, incluído sus sistema de tracción simple 4×2.
Hay una renovación exterior que por partes se nota más y en otras, se nota menos y sin que el auto llegue a ser una total novedad, hay que reconocer que le han dado una bella estética y las modificaciones (o lavado de cara, si se quiere) han resultado significativas y muy positivas.

Desde lo mecánico no hay muchas opciones que digamos. El Cross se ofrece en el mercado de Chile con una única opción de motorización de 1.5i de 16v y 103 CV de potencia, mientras que la caja de cambios es manual de 5 velocidades.
De todas la bondades y ventajas que se le pueden atribuír al Great Wall Florid Cross, tal vez la más destacable sea su excelente relación precio/nivel de equipamiento. Este auto cuesta en Chile unos $6.190.000 (en moneda chilena, claro) un precio relativamente razonable ya cuenta con los siguientes elementos: sensor de estacionamiento, aire acondicionado, dirección asistida, levantavidrios eléctrico, doble airbag, espejos y cierre por botón, sistema ABS, radio con CD y mp3 (con una entrada auxiliar de audio), llantas de aleación, faros antiniebla y todo eso enmarcado en un magnífico paquete estético exterior que no defraudará a nadie casi sin lugar a dudas.

El look externo del Florid Cross incluye barras en el techo del vehículo y generosas molduras laterales que le dan definitivamente un aspecto mucho más campestre al modelo que lo hasta ahora conocido.
En síntesis podremos decir que sin grandes sorpresas pero con un adecuado criterio la casa china coloca en el mercado automotriz chileno un polivalente al que han dotado indudablemente de un (aunque sea leve) valor agregado y que (ante la igualdad mecánica con el modelo disponible hasta ahora en el mercado) puede llegar a ser de particular interés.