Goodyear fabricaría un neumático que se infla solo

La tarea de controlar los neumáticos de nuestro auto y en particular su presión, es una tarea que no podemos ni debemos evitar casi a diario todos y cada uno de nosotros. Es no sólo una cuestión de seguridad obviamente, sino también una cuestión de economía, debido fundamentalmente a que si no contamos con la presión adecuada y recomendada para los mismos, también se verá sensiblemente atacado nuestro bolsillo y la economía tras el mayor consumo de combustible que eso provoca. Como se verá, más de un dolor de cabeza es lo que se puede conseguir si es que la presión de aire de los neumáticos de nuestro vehículo no es la recomendada y necesaria.
Pero, afortunadamente, las marcas de neumáticos casi siempre nos dan alguna que otra satisfacción y tratan de hacernos la vida más sencilla (a Dios gracias) y éste es el caso de Goodyear en los tiempos que corren.

La casa norteamericana se encuentra abocada en estos momentos a una tarea cuyo resultado final será por supuesto más que bienvenido por todos los usuarios de vehículos del mundo. Goodyear se encuentra trabajando, tanto en su planta de la localidad de Akrom (Ohio, Estados Unidos) como en la fábrica que tiene radicada en la ciudad de Colmar-Berg (Luxemburgo, Europa) en un novedoso y satisfactorio sistema de control denominado AMT, o Air Maintenance Technology, destinado a evitarnos el “problema” (como si lo fuera) de tener que controlar nosotros mismos la presión de aire de los neumáticos.
Para decirlo claramente y de la manera más sencilla posible (así es el sitema AMT en definitiva): el dispositivo iría ubicado en el interior mismo del neumático y con un diminuto inflador iría testeando la presión del mismo a medida que la rueda se vaya moviendo y, eventualmente, perdiendo aire, momento en el cual comenzaría a inflar de manera automática otra vez hasta llegar a la presión normal.

Por el momento no hay una fecha de lanzamiento estipulada para este novedoso sistema de control de la presión del aire en los neumáticos de la marca Goodyear, aunque se estima (y no sin razones) que merced a las ayudas que podrían llegar de la mano de los gobiernos de los Estados Unidos de América y también de algunos de países europeos, la cosa podría llegar a buen puerto de un momento a otro, incluso antes de lo que muchos podríamos llegar a pensar.