General Motors y su preocupación por las fábricas en Corea del Sur

General Motors - Corea el Sur

Lo que muchos temen puede convertirse en la más triste de las realidades en pocos días más, horas tal vez o incluso minutos. El conflicto bélico (y con ribetes nucleares) entre Corea del Norte y Corea del Sur (con Estados Unidos como aliado de los sureños) estallaría de un momento a otro y ante el más mínimo movimiento de las partes todo podría devenir en un desastre de proporciones dantescas y descomunales. Pero si a muchos nos preocupa el futuro de la vida misma, la subsistencia de la humanidad, hay quienes no dejan de pensar en los negocios (después de todo, de eso se trata la guerra) y en sus conveniencias personales (¿lograrán esos señores esquivar el hongo nuclear?).
Dicho todo esto habrá que hacer foco en las declaraciones y las preocupaciones de Dan Akerson, el jefe máximo del gigante automotríz norteamericano General Motors. Es que no es poca cosa lo que sucede con GM en la zona más caliente del planeta por estas horas. Las malas perspectivas entre Corea del Norte y Corea del Sur no hacen presagiar nada bueno para los intereses de General Motors ya que la casa tiene ni más ni menos que siete plantas de producción radicadas en diferentes lugares de Corea del Sur (una de esas enormes e impresionantes plantas de producción de vehículos puede ser vista en la foto que encabeza esta nota).

La producción de General Motors en Corea del Sur es impresionante. Tan sólo basta recordar que la fabricación de vehículos durante el año 2012 en las fábricas de la marca ha alcanzado la cifra de 145.000 unidades para ser comercializadas en el territorio surcoreano, mientras que para ser exportadas se han fabricado la friolera de 1,3 millones de unidades. Gran cantidad de ese 1,3 millones de vehículos han sido enviados a los diferentes mercados automotrices del continente europeo.

Mientras tanto las amenazas mutuas progresan y así las cosas Corea del Norte avisa que los objetivos primarios son los pertrechos militares norteamericanos ubicados en Guam y en Hawaii, por lo cual la gente de General Motors está pensando muy seriamente en llevar la producción de sus vehículos hacia otras latitudes. La presencia de General Motors en Corea del Sur es sencillamente impresionante y gran parte de su voluminosa producción mundial se encuentra centralizada en esa conflictiva zona del planeta.