General Motors: cierres, despidos y adiós a Pontiac

fritz-henderson-gm

El Gobierno de los Estados Unidos de América que encabeza Barack Obama les había exigido un plan para poder salir de la crisis y, a su manera, los popes de General Motors acaban de presentarlo. Los inconvenientes acarreados por la violenta crisis económica y financiera mundial ya venían pegando duro en la empresa que veía como el oxígeno y el tiempo se le agotaban irremediablemente, por eso de manera clara y tajante en el día de la fecha se ha hecho un anuncio oficial tan duro como (evidentemente) necesario.

En el cuartel general de la empresa en la ciudad de Detroit, su Jefe Ejecutivo, Fritz Henderson (en la foto de la nota durante la conferencia de prensa) anunció lo que no muchos querían oír: General Motors estará recortando (léase: dejando empleados en la calle) 21.000 puestos de trabajo en sus diferentes plantas fabriles (antes de que termine el año 2.010) y como si todo eso no fuera suficiente, ha informado que se ha decidido la eliminación de gran cantidad de consecionarios en toda la nación y (otro de los puntos fuertes del anuncio) ha confirmado oficialmente que GM cerrrará 13 de las 47 fábricas en Estados Unidos con el lamentable agregado del cierre de su marca Pontiac (bomba total).

Asimismo el directivo de GM declaró que se está estudiando la posibilidad de canjear 27.000 millones de dólares de deuda no asegurada a cambio de acciones, cosa que les va a permitir reducir en unos 44.000 millones de dólares sus responsabilidades con los tenedores de bonos.

El reloj sigue su curso y GM tiene hasta el 1° de junio para poder evitar quedar en situación de quiebra. En el anuncio se ha dicho además que para el año 2.012 la empresa contará tan sólo con 31 plantas de montaje.