General Motors aporta 1.900 millones de Euros para Opel

Dice un viejo refrán: al que quiere celeste, que le cueste

Eso parece calzar como un guante a la realidad que vive General Motors, empresa que ha decidido hace un tiempo ya quedarse con Opel y no venderla a Magna, como muchos suponían.

La cosa es simple (solamente desde el discurso): si General Motors ha decidido no desprenderse de Opel es por algo y si va a conservarla, debe además comenzar a sembrar para (vaya uno a saber dentro de cuanto tiempo) comenzar a ver los resultados.

Y como todo en este mundo se resuelve con dinero es que General Motors ha determinado la inyección de una suculenta suma de Euros para poder reverdecer los laureles de la casa alemana bajo su ala.

Recientemente se ha divulgado la noticia: General Motors estará aportando 1.900 millones de Euros para Opel, de manera que la casa alemana pueda resurgir de sus propias cenizas, esas mismas cenizas que casi terminan consumiéndola por completo.

Esos 1.900 millones de Euros se suman, claro está, a los 2.000 millones de Euros que General Motors está solicitando además a los gobiernos de los países en donde hay fábricas de Opel en Europa.

De esta manera se hace Opel de una inyección muy importante de capitales que tienen una única y clara finalidad: volver a ponerla de pie. Parece que General Motors está definitivamente decidida a hacerlo. ¿Lo logrará?