Gemballa Avalanche GTR600 Roadster: el lado oscuro del placer

12.jpg

Todavía la Real Academia de la Lengua Española no ha creado ni aceptado el adjetivo que describa con exactitud y total justicia a un vehículo como este.
Por esto mismo, sólo vamos a calificarlo así: impresionante.
Empecemos por ahí…

La más reciente creación de Gemballa no tiene comparaciones posibles. No resistiría esas comparaciones con otros autos similares… es más, me atrevería a decir que no hay otro auto como este. Era más fácil comenzar el comentario de esta manera…

22.jpg

El Gemballa Avalanche GTR600 Roadster es un Porsche 911 997 Turbo Cabrio modificado y llevado hasta los límites más lejanos hasta los que se lo podía llevar.
Su arratonado color negro opaco, sus impresionantes llantas, el incontrastable aumento de potencia practicado y las numerosas y acertadas modificaciones estéticas aplicadas, de las cuales se destaca principalmente el diseño de la cola del auto, muy similar y muy en sintonía con el diseño del Porsche Carrera GT, lo hacen algo verdaderamente especial.

32.jpg

Así es el incontenible Gemballa Avalanche GTR600 Roadster. Con un nombre tan imponente como el auto en sí…

El aumento de las prestaciones respecto del modelo original es algo francamente notable.
Con su poderosísimo motor 3.6 Boxer Biturbo supera largamente los 480 CV originales para llegar cómodamente hasta los 600 CV de potencia.
Como si todo esto no nos resultara suficiente, agreguemos el dato de la aceleración, que parece de otro planeta. El Gemballa Avalanche GTR600 Roadster puede acelerar de 0 a 100 Km/h. en tan sólo 3,5 segundos, reduciendo en 4 décimas de segundo también la marca del modelo original.

43.jpg

¿Hablamos de velocidad? Pues bien, en este aspecto el auto también te deja boquiabierto: su velocidad final es de 320 Km/h., superando en unos generosos 10 Km. de velocidad al auto que ha inspirado a este Roadster rápido y furioso…

En el interior, la sorpresa y la admiración no desentonan con todo lo que ya te hemos contado sobre el auto. Los detalles en fibra de carbono, las inserciones en finísimo cuero negro, alcántara y aluminio, no hacen más que acompañar de la mejor manera la terminación de este magnífico superdeprotivo, que a juzgar por lo que se ha visto, está destinado a viajar por el filo de la navaja… por el lado oscuro del placer