Geely invadirá Londres con sus taxis eléctricos

geely-taxi-electrico.jpg

Se sabe que los ingleses tienen esa famosa flema tan característica, se sabe que son de lo más conservadores (en muchas cosas) y tradicionalistas. Pero también se sabe que van a tener que ir acomodando sus neuronas a una idea que viene rondando por la cabeza de autoridades inglesas y fundamentalmente de los popes de la marca china Geely. Es que las emisiones contaminantes no son un tema menor (por lo menos en Europa) y la creciente polución en las grandes ciudades hace que se replanteen ciertas cosas al respecto.
En la ciudad de Londres los famosos “London Cab” fabricados por la tradicional LTI, con su negrura centenaria se multiplican por doquier. Nadie puede jactarse de haber visitado Londres sin haber visto el Río Thames o haber viajado por lo menos una vez en uno de sus famosos taxis.

Claro que esos taxis serán muy pintorescos y característicos pero ayudan sobremanera a aumentar el altísimo nivel de emisiones contaminates, cosa que ni a los ingleses ni a nadie le gusta (son gasoleros).
Por eso se piensa seriamente en reemplazar la actual flota de taxis londinenses por otra pero de autos eléctricos…
Y si Geely sueña a lo grande con sus productos, entonces esto ya sería demasiado, para ellos y para los acartonados británicos que tendrán que soportar el reemplazo de sus taxis bien inglesitos por unos de origen chino… pero menos contaminantes, claro.

La agencia de medioambiente y transporte británica (ETA) está considerando de manera concreta esta idea y para ver los primeros resultados se comenzará con la circulación por las calles londinenses de cuatro unidades eléctricas que serán una buena base para ir dándose una idea de lo que se vendrá.
Las unidades propuestas por Geely son de lo más interesantes ya que los futuros taxis eléctricos británicos alcanzarán la nada despreciable velocidad de 80 km/h. y podrán recorrer unos 160 km. con una sola carga. Nada mal por cierto.

La idea es la de contar paulatinamente con una flota estable de unos 20.000 taxis de las mismas características en la ciudad y la prueba dará comienzo a fin de este mismo año.
Y pensar que allá por los finales de los ’60s recién se empezaba aprobar con cosas similares… nos vamos, ¡Taxi!