Futuro incierto para Hummer

modelos-de-hummer.jpg

Cambia, todo cambia. Las costumbres de los consumidores no son una excepción que se escape a esta regla que lamentablemente comienza a dominar al mundo entero en diferentes aspectos. Uno de esos aspectos que tanto nos interesa a los amantes de los coches es fundamentalmente el precio del petróleo y sus consecuencias.
Se sabe que el barril de petróleo está cotizando a precios en dólares increíbles y nunca antes alcanzados y eso está provocando de manera global un radical cambio de costumbres (a la fuerza en la mayoría de los casos) por ejemplo en los automovilistas y el público consumidor de vehículos de cualquier tipo.

Es que los hábitos de la gente ya nunca más serán los mismos, pase lo que pase y lo del petróleo será fundamental.
Por esto la gente de General Motors en los Estados Unidos se está sentando cada vez más seguido alrededor de la mesa de directorio con el objetivo de delinear políticas y tomar decisiones tendientes a sobrellevar de la mejor manera posible las complicadas situaciones que se den.

Una de las políticas que deben rever y una de las decisiones que deben tomar involucra definitivamente a Hummer ya que GM está dispuesta a sentarse y replantear el sentido de la marca de aquí en adelante y con miras a lo que se vendrá.
Todas las opciones son “conversables” para GM. Puede suceder de todo, desde un replanteo global de la marca, hasta llegar inclusive a la venta total o parcial. Nada es seguro todavía, pero sin lugar a dudas algo van a hacer.

Seguramente los cambios serán dentro del mediano y largo plazo y con seguridad ninguna medida será tomada desesperadamente. No creo que haya que temer por el futuro de Hummer y mucho menos pensar en su desaparición, pero sí habrá que ir pensando que casi con seguridad la marca se verá reducida y apuntará a un público mucho más exclusivo todavía.