Fuerte inversión del Gobierno de Estados Unidos en coches autónomos

ESTADOS UNIDOS - COCHES AUTONOMOS

No importa que aún en la actualidad los coches autónomos deban seguir siendo desarrollados a destajo para ponerlos definitivamente a punto y que (incluso como hemos visto aquí en Coches 2.0 en otros artículos) se produzcan errores y defectos a repetición que hasta han llegado a poner en riesgo la vida de quienes participaban en los test de desarrollo. Lo cierto es que, para muchos, la conducción autónoma representa el futuro mismo de los automóviles y así las cosas, a pesar de que aún la tecnología definitiva se encuentra prácticamente en pañales, no son pocas precisamente las compañías que apuestan muy fuerte por este tipo de autos en el futuro no tan lejano.

Sin ir más lejos, en los Estados Unidos, hace poco se anunció una nueva ley en el Estado de California referida justamente al uso de coches autónomos y algo similar se hizo recientemente en los Estados norteamericanos de Minnesota y Nevada, mostrando el ímpetu y el impulso oficial que tiene este tipo de movilidad en el país del Norte.

Sin embargo, no todo queda en eso, ya que ha sido Anthony Foxx, secretario del Departamento de Transporte de los Estados Unidos, quien ha informado por estos días que el gobierno estadounidense está abocado a un muy ambicioso plan para el desarrollo y fomento de coches autónomos en todo el país, plan que dará inicio en julio de 2017, trazado para los próximos 10 años a partir de ahora y que singnifica una inversión oficial de parte del gobierno estimada en torno a los 4.000 millones de dólares.

Dicho de otro modo, el gobierno de los Estados Unidos estará de esta manera ayudando a los diferentes fabricantes y empresas relacionadas a trabajar denodadamente y de manera conjunta para que este tipo de vehículos sean moneda corriente en las calles norteamericanas más temprano que tarde.

Según se sabe, el presidente Barack Obama pretende que el transporte de su país sea lo antes posible tan futurista como pocos han llegado a imaginarse y para eso es que se fomentará la invesrión para el desarrollo, en uno de los planes oficiales más serios y contundentes al respecto que jamás se han visto en los Estados Unidos hasta el momento.