Frustaciones en Ginebra: fallidas presentaciones subacuáticas del Rinspeed sQuba y el Citroën Nemo Concetto

agua-1.jpg

También puede haber grandes frustaciones en el Salón de Ginebra. No hablo estrictamente de los autos, hablo en este caso de las presentaciones y el show que se le podía haber dado a estos dos autos que ya oportunamente te habíamos presentado en Coches20.com.
En sueños ví al Rinspeed sQuba y al Citroën Nemo Concetto sumergidos en enormes piletas con agua y burbujas por todos lados. Ejércitos de sensuales sirenas pululando por las profundidades acuáticas, rayos laser, proyecciones multicolores del fondo marino, etcétera, etcétera, etcétera…
Imaginé grandilocuentes espectáculos que casi hicieran opcar a las mismísimas estrellas de la presentación, es decir los autos. Pero todo quedó en la nada. Para unir mi comentario a algo referido con lo acuático les diré que aquellos encargados del show en Ginebra se ahogaron en un vaso de agua…

Ni el Rinspeed sQuba ni el Citroën Nemo Concetto fueron presentados como merecían. Podría asegurarles que a más de uno esto le significó una frustración, o por lo menos una enorme decepción.

agua-2.jpg

El lugar lo amerita. La ocasión era más que propicia. Y los autos también aunque en mayor medida el Rinspeed sQuba
Y vuelvo sobre lo mismo. ¿Acaso has visto muchos autos que puedan crucerear por la tierra, llegar a la orilla y sumergirse como si nada para perderse en las profundidades marinas y luego volver a emerger como si aquí no hubiese pasado nada? Yo no… y según creo a la gente que asiste al Salón de Ginebra le debe suceder lo mismo.
Entonces convendrás conmigo en que la presentación del sQuba rodeado con unas pobrísimas estrellas de mar de plástico multicolor es un gran fracaso… Así de duro y contundente, porque después de todo un Salón Internacional como en este caso el de Ginebra no deja de ser un show, un auténtico y verdadero show. Pero en esto ha quedado en deuda y con creces.

Lo mismo para el patético stand de presentación del Citroën Nemo Concetto. Un auto parado ahí en medio con menos gracia que un clavo incrustado en una madera con un aborrecible cartel y el logo de “Buscando a Nemo” con alguna inexplicable explicación…

En fin, me esperaba más, mucho más de estas presentaciones que se prestaban (en el mejor sentido de la palabra) para el “circo” . Pero eso nunca sucedió y deberemos esperar para otras oportunidades ya que quienes tuvieron a su cargo el show en sus respectivos stands “hicieron agua”…