Frankfurt 2011: Kia GT Concept

Lejos de ir perdiendo fuerza y sorpresa con el paso de los días, el Salón del Automóvil de Frankfurt del 2011 sigue dando tela para cortar y modelos para analizar. En esta oportunidad nos regocijamos la vista con la presentación que ha realizado la casa Kia en la muestra internacional. Se trata del Kia GT Concept, un modelo conceptual que apunta a mostrarnos a todos lo que la marca entiende por su propio futuro en la industria automotríz.

Lo que han llevado a Frankfurt es una impresionante berlina coupé de cuatro puertas y cuatro asientos que resulta impactante hasta la médula y será algo de no creer. Este fenomenal modelo (que, dicho sea de paso es prácticamente el mismo que el que ha sido presentado oportunamente bajo el nombre de Kia Sport Sedán Concept) cuenta además con sistema de tracción trasera.
Bien es sabido que es casi una tradición de parte de la marca coreana el hecho de mostrar extravagantes y logradísimos modelos conceptuales en los sucesivos salones internacionales, aunque eso (lamentablemente) no siempre se vea luego reflejado en los consecuentes modelos de producción. De todos modos, y muy a pesar de lo que acabamos de decir, no sería nada extraño que dada la tremenda evolución de la marca en los últimos tiempos, finalmente se decidan a colocar en las calles un Gran Turismo que pueda llegar a plantearle dura lucha a autos tales como el Volkswagen Passat CC, entre otros y… lo más importante… hacerlo a un precio más que aceptable y muy competitivo.

Este concept es sencillamente formidable. Tiene, como se puede apreciar en las fotos de esta nota, un marcadísimo estilo deportivo, sus líneas no pueden ocultar ese costado agresivo que han querido darle desde la marca y también se destaca por ese frontal tan afilado con unos grupos ópticos que nos hacen recordar sobremanera a los de algún modelo de la casa inglesa Aston Martin.

Bajo su capó esconde un gran motor de 3.3 litros de cilindrada, V6 que genera buen empuje que luego transmite a las ruedas del eje trasero. La excitación se completa debidamente con sus poderosos 400 CV de potencia gracias a un Turbo. Y hay más…: tiene una modernísima caja de velocidades automática de 8 marchas… Lo que se dice un paquete absolutamente Premium.

El interior del auto también es algo increíble, con cuatro enormes y cómodos butacones a los que se accede de manera fenomenal gracias a su sistema de puertas de apertura opuesta (puertas suicida en el caso de la parte trasera). Creemos que más no se puede pedir… O si: que Kia se anime a hacerlo realidad más allá del modelo conceptual.