Fotos espía del Pagani C9

Podríamos decir sin temor a equivocarnos que estamos una vez más ante una sana costumbre de nuestra parte: espiar autos en fase de pruebas. Ustedes darán su opinión, pero en lo que a nosotros respecta, ésto nos fascina hasta la médula y nos hace subir la adrenalina en medio de la espera por más detalles y novedades.
Mientras tanto, y hecha la aclaración, vale pegarle una atenta mirada a las fotos espía del Pagani C9 que les presentamos en esta nota.
Al modelo lo están probando como es debido en algunas rutas de Alemania y así las cosas, no han logrado librarse de los molestos (para ellos) fotógrafos espía que andan atentos a diestra y siniestra para darnos este tipo de gustos.
La presentación oficial seguramente se dará en el marco del próximo Salón de París, pero la venta del auto se produciría recién a finales del año 2011 o principios del 2012 y todo eso debido a que los problemas económicos no son ajenos a su fabricante, Horacio Pagani, que está buscando desesperadamente la mejor manera para colocar al C9 en producción sin apremios de ningún tipo.

Pero eso es harina de otro costal y lo que nos motiva en esta oportunidad es poder ver sin camuflajes de ninguna especie al Pagani C9 en rutas alemanas en plena fase de pruebas. Allí está este impactante superdeportivo italiano que se exhibe orgulloso ante nosotros con sus puertas con apertura estilo Alas de Gaviota tal como sucede en el Mercedes Benz SLS AMG. Demás está decirles que ésta (la apertura de sus puertas) será una de las principales características del modelo que están probando.

Otro dato interesante es que Pagani cuenta con la asistencia directa de los ingenieros de Mercedes Benz (Ver fotos con el camión de la casa alemana de fondo) en el desarrollo del C9, que lleva bajo su capót un motor V12 Biturbo de 6.0 litros con la firma inequívoca de la gente de AMG.

Pero tal como dijimos con anterioridad, no todo es color de rosa en la vida de Pagani, ya que los problemas económicos no le dan respiro tampoco a él. Lo concreto es que el fabricante no está dispuesto a poner en riesgo en absoluto a la producción actual de sus tan maravillosos autos y debe ver la mejor manera de intercalar al C9 como para que todo siga su curso normal. Mientras Pagani se rebana los cesos con este tema, a nosotros sólo nos queda esperar al Salón de París en donde seguramente podremos verlo tal cual será, olvidándonos de los inconvenientes que han producido casi un año de demora respecto de los planes iniciales para tenerlo en las calles.