Fotos espía del Audi R8 2013

La casa alemana Audi no parece poner demasiado énfasis en ocultar al renovado Audi R8 durante las pruebas que viene realizando últimamente. Los fotógrafos espía, los mismos que siempre se encargan de conseguir esas imágenes “robadas” que tanto nos gustan, no han tenido que batallar demasiado en esta oportunidad mientras se dedicaban a poner su mirada sobre el modelo en cuestión.
Es que para ser sinceros, no hay grandes sorpresas ni novedades sobre las formas del “nuevo” Audi R8 2013 (nuevo entre comillas…). No hay demasiado que ocultar. Se trata muy claramente de un leve y muy sutil restyling practicado casi de manera imperceptible sobre algunos puntos y detalles del auto, pero todo sin exagerar y sin salirse del “status quo”.

Si bien el auto que están probando conserva algunos pocos puntos camuflados, todo está prácticamente a la vista de todos. Los cambios más “notorios” por decirlo de algún modo, están en la parte delantera del auto, en donde se aprecia en primer lugar la nueva parrilla utilizada por la marca, como así también las nuevas tomas de aire que adoptan una forma más poligonal que la actual, mientras que también se advierten modificaciones en los faros delanteros, los cuales exhiben una disposición interna totalmente distinta a la conocida en la actualidad.

En los laterales del auto, poco y nada de modificaciones a la vista, mientras que en la parte trasera se abre un interrogante al ver esos enormes tubos redondos salientes (bastante emparentados con los del R8 GT), que sin embargo dan toda la sensación de ser provisorios y nada definitivos.
Por lo demás, no mucho más para aportar. No hay muchos otros cambios que se puedan advertir y quedará para más adelante una nueva generación realmente más radical en sus novedades.

Los planes originales de la casa alemana son los de mostrar a esta nueva (o simplemente retocada) versión del Audi R8 cuando se abran las puertas del Salón del Automóvil de París, cosa que sucederá recién en el mes de septiembre del corriente año 2012. A propósito de la nueva generación del modelo, todo parece indicar que efectivamente estaría llegando a los concesionarios de la marca recién en el año 2015. Falta un trecho largo todavía para una renovación total y real.