Imaginas cómo eran los Pit Stop de la Fórmula 1 en 1950 ?

Hoy en día, después de ver tantas y tantas cosas asombrosas, no logramos dejar de sorprendernos. Nos sentamos frente al televisor cada domingo para ver las carreras de Grand Prix de la Fórmula 1 y seguimos sorprendidos por tanta velocidad. Y, atención, no hablo solamente de velocidad en las pistas, sino también me refiero a lo que se ve en los trabajos en boxes, en los pit stops.

Pero claro, como todo en este mundo, también los trabajos en boxes han ido evolucionando, han ganado en calidad, en efectividad, en precisión, llegando a tiempos de detenciones en boxes que son sencillamente difíciles de creer…
Lo habrás visto cada vez que sucede, lo hemos visto hasta el cansancio y así las cosas -sin embargo- siempre nos resulta un trabajo digno de todo elogio. Y no es para menos. Hoy en día vemos que un auto se detiene en menos de 3 segundos ya está nuevamente en marcha con sus cuatro neumáticos reemplazados como si nada fuera.

Decir que un pit stop de hoy en día es un trabajo sencillo y perfecto es, sin más vueltas, minimizar la cosa. Simplificar todo de manera que en nada se ajusta a la realidad. Todo tiene un por qué, todo viene de algo, nada sale por generación espontánea, tampoco los pit stop…

A lo largo de los años se ido perfeccionando la técnica, se han mejorado las herramientas y se ha entrenado a destajo para lograr detenciones casi imperceptibles. Y vaya si lo han logrado… Y si para muestra hace falta un botón, nada mejor entonces que ver el video que te mostramos en el encabezado de esta nota. Un mundo de diferencias, nada que ver una época anterior con lo que sucede en nuestros días. Blanco y negro, sin miramientos.

Un video, apenas unos minutos y la certeza de que lo que vemos hoy en los boxes es radicalmente distinto a lo de otros tiempos.

Una vieja película de Indy en los años ’50 en contraposición a una parada en boxes del año 2013 con una bestia indómita de Ferrari que prácticamente no se deja ver detenida… Una locura, pero así son las cosas y así eran entonces. En los videos viejos, todo era como en cámara lenta, los pilotos podían bajarse a tomar algo si es que así lo preferían… pero ahora, todo es frenético y descomunal. Cada segundo, cada milésima de segundo, cada mínima fracción, cuenta…

Disfrutá este video, que es casi como una visita virtual a dos mundos diferentes.

F1 PIT STOP