Ford Focus Coupé 2008: un nuevo Focus en tu vida

Actualizado 05/03/13:

El Ford Focus Coupé 2008 es un clásico en el mundo de Ford y también lo es en este sitio ya que hace muchos años que publicamos los detalles y diferentes imágenes desde todos los ángulos de este coche tan especial. Por ello, además de la información original que publicamos en este artículo en el correr del 2007, tenemos fotos de una nueva versión del Focus que poseen tamaño HD. Las mismas son ideales para usarlas como fondos de pantalla o para apreciarlas en detalle como si fueran obras de arte.

Entonces, hoy actualizaremos el artículo del Ford Focus Coupé 2008 incorporando una gran variedad de fotografías muy amplias que están relacionadas con el Ford Focus Coupé Cabriolet, una variante sin techo especial para viajar por la carretera o por las calles de las ciudades con el sol o las estrellas que bañarán el interior del auto. Entonces, disfruten el panorama con esta compilación tan amplia con diversas imágenes de gran tamaño especiales para adornar sus ordenadores o para guardarlas simplemente.

El Focus Coupé Cabriolet se presenta en un color azul marino muy llamativo y posee la cualidad de tener un y techo que se quita para que el sol entre en el interior del coche, además que el viento los refrescará en aquellos paseos veraniegos que disfrutamos en las vacaciones o en los fines de semana libres. El motor de este coche es uno de gasolina de 1.6 litros con potencias de unos 136 CV, entre otros motores.

Nada mejor que unas imágenes nuevas del Ford Focus para poder apreciarlo en mayor detalle desde todos los ángulos, un coche que vale la pena admirar en cada rincón de su cuerpo ya que es muy especial y atractivo. Las fotografías son en la mayoría de los casos muy amplias, al estilo wallpapers, así que no tendrán problemas para usarlas como fondos de pantalla en sus ordenadores tabletas o en donde quieran usarlas.

Nota Original:

ford-focus-pantalla.jpg

Por si no lo conocían ya, Ford Focus es su nombre y, ahora, tiene un nuevo modelo para vender en Norteamérica y dejar en segundo plano a su antigua versión wagon. Ford pensó en sus fanáticos y trajo consigo rodando a toda máquina la versión cupé que ampliará las opciones de los compradores brindándoles variedad y diseño. Aunque, este último ítem fue dejado un poco de lado: la nueva versión 2008 no es del todo original, ya que los diseñadores respetaron por demás los detalles y estructura típica del Focus y no se empeñaron demasiado en renovarlo y actualizarlo.

Aún así, tiene algunas características especiales: posee una nueva parrilla corporativa de tres barras, su carrocería es más liviana y su estructura fue retocada para disminuir el ruido exterior y hacer más placentera la estancia dentro del vehículo (si en algún viaje no hay hoteles disponibles no será problema el dormir dentro del Focus).

ford-focus-ultrafino.jpg

ford-focus-trasera.JPG

Sus frenos fueron renovados y trae consigo una suspensión mejorada con resortes de última generación, nuevos amortiguadores y una barra estabilizadora que no tiene desperdicio. Y si la altura no es un obstáculo, puede serlo si eligen agregarle las llantas opcionales de 15 o 16 pulgadas. Así, de a poco, si deciden agregarle mejoras por su cuenta al nuevo coupé, quizás pueda lograr que aparente una identidad propia en comparación al resto de los Focus, pero no se hagan ilusiones de lograr un cambio radical. Es muy similar a sus hermanos, muy típico, muy sobrio, aunque no por ello desagradable a la vista. Ford sabe lo que fabrica pero no se arriesga demasiado a la hora de moverles el piso a los creativos del diseño.

Su motor es de cuatro cilindros, el grandioso Duratec de 2 litros y, como la mayoría de los nuevos modelos, el nuevo Focus da a sus compradores la opción de elegirlo con caja manual de cinco velocidades con una automática de cuatro velocidades. Sus asientos son forrados en cuero y, para darle un toque de glamour, la iluminación interna tiene diferentes opciones de azul que cambian con solo presionar un botón.