Flavio Briatore acusa: hay autos ilegales

briatore-enojado

Las pruebas que la totalidad de los equipos de Fórmula 1 están llevando a cabo en España, lejos están de navegar por aguas tranquilas, es más… atraviesan, aún mucho antes de iniciarse el campeonato del 2.009, aguas más que turbulentas.
Siempre se ha sabido que los test invernales muestran diferentes realidades y necesidades entre los equipos que participan. Unos prueban una cosa y otros, prueban otra y así las cosas los resultados no siempre reflejan la realidad que luego se ve en la primera grilla de partida del Grand Prix inicial de la temporada.

Las declaraciones de Flavio Briatore (siempre verborrágico y polémico) en el día de la fecha prometen desatar una tormenta de aquellas en el paddock y más allá de saber que los equipos prueban cosas que nunca se terminan de conocer, ahora el director de Renault F1 se ha destapado con una acusación grave si las hay: entre los diez equipos que participan de los test, hay tres que tienen autos irregulares.
Instalada la primera polémica del año.

Según el italiano, hay dos reglas bien claras: la que los habilita a los equipos para usar un difusor trasero y otra que definitivamente dice cuando es ilegal y no lo permite.
Aparentemente y según lo que ha declarado Briatore a esos equipos (no los ha nombrado) se les estaría permitiendo seguir adelante en las pruebas y eso llevaría a que inicien el campeonato de manera irregular. Sigue siendo grave la cosa.

Si bien no se ha explayado demasiado, sí hizo referencia a un equipo que está andando muy bien en los test y que no lleva publicidad alguna (a buen entendedor pocas palabras: equipo así hay uno solo…Brawn GP). Con respecto a los otros posibles infractores nada se ha dicho, pero como dato diremos que uno de los que más ha trabajado en la parte trasera del auto es McLaren que parece no haber encontrado el rumbo todavía, aunque sin embargo la inspección que la FIA está realizando con Charlie Whiting a la cabeza centra su mirada en los siguientes monoplazas: Williams (por las aletas al costado de la cabeza del piloto), Toyota (difusor trasero) y BMW (aletas del difusor de pequeño tamaño).
El campeonato no ha comenzado. La polémica, sí.