Fisker Karma: eleva la energía metafísica del ser humano

fisker-karma-11.jpg

En el Salón de Detroit, Fisker Automotive presenta un auto sin igual. Su nombre sabe representar a la perfección su verdadera filosofía: Karma. Y con ésto, todo queda dicho.

Se trata de un deportivo de 4 plazas, con un diseño que resulta refrescante para la industria automotríz, por innovador y que además ofrece un equipamiento tan completo y seguro que… es capaz de elevar la energía metafísica de las personas. Así… como lo has leído.

fisker-karma-21.jpg

El Fisker Karma es algo nunca visto.
Cuenta además con un sistema de propulsión que acompaña debidamente el perfil novedoso del auto en general. En efecto se trata del sistema Q-Drive, el cual incorpora un motor térmico que genera energía para las baterías de ionlitio con las que se alimenta el Karma. El sistema trabaja conjuntamente con la recuperación de energía en las frenadas y los paneles solares que se encuentran en el techo del auto (opcionales en el modelo base).
Como ventaja extra, este sistema hace posible que el aire acondicionado del Karma pueda ser utilizado aunque el auto no tenga el motor en funcionamiento.

Al seguir desgranando finamente todas las posibilidades del auto, podremos apreciar, exagerando un poco (aunque no tanto), que el Fisker Karma es el auto ideal… por no decir perfecto.
Tratándose de un auto deportivo de grandes prestaciones, podía decirse que obtiene 10 puntos sobre 10 en materia de cuidado del medio ambiente. Su grado de contaminación es: 0 gr. de CO2 emitidos mientras va circulando hasta los 80 Km/h.
Pero nadie se olvida que estamos hablando de un poderoso deportivo, al fin y al cabo. Por esto, el Karma ofrece la fantástica posibilidad de una “doble configuración de marcha” intercambiable en caliente. Estas modalidades son: Stealth para ahorrar y Sport para sacrle la máxima potencia, hasta la última gota, al motor.
Sea como sea, el Fisker Karma nunca te decepcionará y para recordarte sobre qué tipo de auto te encuentras, puede acelerar de 0 a 100 Km/h. en tan sólo 6 segundos. Nada mal por cierto.

fisker-karma-31.jpg

Por otro lado, como sucede con otros autos “ecológicos” , en el Karma se ha buscado afanosamente la reducción sensible de pesos. A tal efecto, el aluminio es un denominador común en el material utilizado en varias partes del auto.

De momento, este auto tiene como fecha estimada de entrada en producción y venta para principios o mediados de 2009. Para esa fecha, se estima que tan sólo 99 unidades ( sí… sólo 99) serán producidas.
A esperarlo se ha dicho.