Fioravanti LF1: el Fórmula 1 del futuro

fioravanti-lf1-01

Si la actual Fórmula 1 busca desesperadamente la reducción de costos, cosa que en definitiva será la diferencia entre subsistir o sucumbir, los amigos de la casa italiana Fioravanti dicen tener la solución.
Ellos acaban de presentar en el Salón de Ginebra un extraño aparato al que cuesta acostumbrarse de entrada pero que al cabo de unos minutos enamora de manera irremediable.
Se trata del Fioravanti LF1 (en las fotos de la nota durante unas pruebas y unas buenas ilustraciones) y según dice más de uno, es ni más ni menos que el Fórmula 1 del futuro.

fioravanti-lf1-02

Si los autos de la Fórmula 1 actual nos resultan extraños, éste no se quedará atrás en este apartado de la estética. Su forma de flecha filosa (visto desde arriba) y sus armoniosa agresividad para clavarse en el viento que lo golpea de frente, forman una figura muy interesante corporizada en el cuerpo de este bólido del infierno.
Desde lo estético y desde lo conceptual el Fioravanti LF1 se contradice en todo con los autos de Grand Prix actuales. Combina antes que nada elementos de autos de calle entremezclados con otros propios de autos de carrera y la idea de sus creadores es la de lograr la tan ansiada sencillez unida a la efectividad en las pistas.

fioravanti-lf1-03fioravanti-lf1-04

Tiene un concepto aerodinámico extremo con grandes carenados que envuelven las ruedas (de 18 pulgadas y con neumáticos muy similares a los de un auto de calle en materia de compuestos) y su forma de flecha rematada con un muy bajo difusor trasero curvo harán que (por ejemplo en carrera) sea mucho más fácil y habitual que un piloto supere a otro.

Fioravanti “vende” su auto con el argumento de que será la panacea para los equipos chicos y medianos a los que se les haga muy cuesta arriba poder mantenerse en la Fórmula 1 del mañana debido a los altos costos.
Puede que tenga razón.
Desde el punto de vista de lo visual el auto es (a mi entender) algo sencillamente brillante y único.
No estaría mal que algún día los autos de Grand Prix luzcan parecido a éste.