Ford Fiesta: Una Fiesta en todo sentido…

¿Habrá habido alguna vez en la historia de los autos un nombre más apropiado? Fiesta… de eso se trata la historia del Ford Fiesta, desde siempre pero fundamentalmente desde la llegada de la actual generación del modelo, cosa que ha sucedido allá por el año 2008.
Desde ese momento (Octubre de aquel año más concretamente) se han vendido nada más y nada menos que la friolera de 1 millón de unidades del auto y eso tan sólo en el continente europeo.
El nuevo Ford Fiesta se fabrica en dos factorías muy importantes para la marca del Ovalo Azul: en Colonia (Alemania, fábrica de la cual ya han salido más de 6 millones de unidades del auto) y Valencia (ubicada estratégicamente en España).
Desde su salida a las calles allá por el año 1976 hasta nuestros días, se han producido y comercializado unas 14 millones de unidades del auto (cifra impresionante por cierto), de las cuales 1,4 millones (de la actual generación) se han comercializado en el Viejo Continente. Lo que se dice, un auténtico, único y arrollador éxito de ventas y aceptación de parte de los usuarios a lo largo de los años… se los dijimos: una Fiesta en todo sentido…

Y vamos por más datos para entender algo más sobre este particular fenómeno sobre ruedas: de la totalidad de la producción del Ford Fiesta en el continente europeo, prácticamente la cuarta parte se he comercializado enteramente en el Reino Unido y, como datos extra, habrá que agregar que la mayoría son de cinco puertas, nafteros y con acabados medios o en su defecto, altos.
Cabe destacar que aunque el del continente europeo sirva como contundente ejemplo de lo que son las ventas del Ford Fiesta, la cosa no se limita allí únicamente, sino que además el Fiesta es un modelo global que puede venderse sin el más mínimo inconveniente en sitios tales como los Estados Unidos de América, India y tantísimos otros países del mundo, casi siempre con el mismo grado de aceptación de parte de los usuarios de la marca.

La sexta generación del Ford Fiesta sigue siendo hoy en día tan vendida como lo han sido las anteriores generaciones del auto, manteniéndose fiel al mismo concepto inicial del modelo: ser un auto definitivamente muy popular.
Hoy, a través de los años, sigue esgrimiendo además un atributo nada sencillo de igualar con tanta regularidad: ser el utilitario más vendido por lejos en el Continente Europeo.