Ferrari y la FIA a los tribunales

ferrari-contra-fia

El próximo martes 26 de abril se verán las caras en París, pero… de darse la mano, por ahora, parece que nada de nada. Hablamos de Ferrari y la Federación Internacional del Automóvil (FIA), enfrentadas desde hace ya un tiempo por las cuestiones relativas al tan mentado límite presupuestario y los “dos niveles” reglamentarios impuestos por el máximo organismo mundial para el Campeonato Mundial de la Fórmula 1 del año 2.010.
Los tribunales de París serán el escenario elegido (metafóricamente hablando, claro) por la gente de Ferrari para que la FIA destrabe finalmente todas y cada una de las polémicas cláusulas para el año que viene.

Hace unas semanas Ferrari había comenzado su larga serie de “amenazas” (según la FIA) diciendo que estaba buscando otros horizontes para desarrollar lo suyo. No muchos lo habían creído, hasta que en horas pasadas los amigos de Maranello lo hicieron oficial en conferencia de prensa.

No es nada fácil la tarea que se avecina para unir a las partes interesadas. Si la FIA persiste en su postura de rebajar notablemente el presupuesto anual de los equipos para 2.010 seguramente contará en los grandes premios que se vienen con marcas como Prodrive, Lola, USF1, Aston Martin y otros que podrían dar pelea de inmediato, pero… (siempre hay peros) como contrapartida perdería a marcas como Ferrari (nada más y nada menos), Renault, Toyota y Red Bull entre otras.
Mosley ha dicho que la Fórmula 1 puede sobrevivir sin Ferrari. Ecclestone intenta tomar las cosas con calma y asegura que el agua no llegará al río y que pese al límite de presupuesto habrá un solo reglamento para todos. Ferrari, mientras tanto sigue apretando para que la obligación de inscribirse con las nuevas reglas para el año que viene (hay tiempo hasta el 29 de mayo) no recaiga sobre ellos y al mismo tiempo mira con buenos ojos otras categorías como bien podría ser la de Le Mans.

Ferrari pretende con el juicio al que ha llevado a la FIA, que se suspenda la aplicación.
Sigue el culebrón y… faltan muchos capítulos.