Ferrari Testarossa todo terreno

ferrari-1.jpg

Para empezar convengamos de antemano en una cosa: no hay manera, no existe artilugio legal, no hay excusa válida para que el (i)rresponsable de semejante aberración sea considerado inocente en este juicio.
Ya se sabe que gente aburrida hay en todos lados, ya se sabe que energúmenos también los hay por doquier, pero nada justifica un asesinato con premeditación y alevosía como el que se ha cometido con esta leyenda del mundo de los superdeportivos.

¿A qué trasnochado se le puede haber ocurrido destrozar descaradamente a una Ferrari Testarossa como la que estamos viendo en las fotos de esta nota? Si me apuran diría que a nadie… pero la cosa puede salir mal y por lo visto a alguien ya se le ha ocurrido y, lo que es peor, ya la ha llevado a la práctica.

ferrari-2.jpgferrari-3.jpg

Fabricada desde 1.984 hasta 1.992 con toda una leyenda y una reputación a cuestas, bastaron los retoques que vemos en la foto para anular el poderío de su V12 y sus casi 5 litros de cilindrada, sus 390 HP y sus 3.600 rpm. Para otra oportunidad quedarán los excitantes 291 Km/h. y su fantástica aceleración de 0 a 100 Km/h. en tan sólo 5,3 segundos.

Es que “gracias” a esas impresentables orugas de tanqueta de la guerra este Ferrari Testarossa ha perdido (como mínimo) la mitad de sus encanto y ya no provocará nunca más el más mínimo interés.
No me lo puedo imaginar tomando a fondo y bien pegadito al piso las curvas más exigentes y peligrosas, todo eso ya es parte de un pasado que no volverá.
Para serles franco no entenderé jamás a este tipo de transformaciones que lo único que hacen es sacarle magia y ensuciar un poco la historia del modelo que nada, nada tiene que ver con la onda que le han querido dar (aunque todos entendemos que es por pura diversión…).
De todos modos sirve como ejemplo… de lo que nunca se debe hacer, por supuesto.
Algo que yo daría en llamar: sacrilegio.