Una Ferrari 250 GTO subastada: fotos y detalles

Si están con ganas de comparase un coche clásico para salir a pasear los domingos con sus novias, entonces puedo recomendarles la casa de subastas RM Auctions la cual ofrece modelos en 4 ruedas realmente increíbles. De todos modos hay que tener algún billetín en el bolsillo para salir rodando con alguna de las bellezas que ofrece esta casa de subastas, entre las cuales podemos encontrar un Mercedes Benz CLK GTR reluciente y seductor o tal vez un Ford GT90 Concept único e irrepetible en el mundo. De todos modos, hoy esta subastadora tiene un modelo que no van a poder creer que está en venta.

Se trata de nada más y nada menos que un clásico Ferrari 250 GTO, uno de los deportivos más añorados por la humanidad durante décadas que ahora se vende en el 2010 como una pieza de arte (y al mismo precio). El precio es bastante elevado (por no decir que es más caro que cualquier otro coche en el mundo), pero hay que comprender su valor: este animal de las pistas existió entre los años 1962 y 1964 y es catalogado aún ahora como uno de los mejores automóviles de alto rendimiento nunca antes construido. Pero no solo eso, además fue nombrado como uno de los Mejores Automóviles Deportivos de la década del ’60 y es el número uno de las Grandes Ferraris de todos los tiempos según publicaciones de renombre.

Para describirlo mejor, digamos sus detalles: el Ferrari 250 GTO lleva aquel número haciendo referencia a la capacidad en centímetros cúbicos de cada cilindro del motor y la palabra GTO sale a la luz por el título de Gran Turismo Omologata (que en castellano significa Gran Turismo Homologado). Una gran historia tiene este bello clásico y ahora es casi seguro que tendrá dueño, nada menos un locutor de radio de nombre Chris Evans que trabaja en la Radio 2 de la BBC y parece que le pagan muy bien por salir al aire ya que gastará decenas de millones de dólares en un jugute en 4 ruedas.

Algunos tienen suerte, y ahora Chris será el nuevo dueño de la famosa Ferrari 250 GTO de 1963, con número de chasis #4675GT (seguramente tendrá muchos amigos y amigas que querrán salir con él a dar una vueltita). Pero la pregunta es: cuánto debió pagar este locutor por una Ferrari con unos años encima? Nada más y nada menos que unos buenos y dolorosos 14 millones de euros. Mamá mía, no es preferible comprarse una isla en la Polinesia?