Un Ferrari Mondial abandonado en Dubai

Siempre, indefectiblemente siempre, da pena (y mucha) ver un auto abandonado. Vaya uno a saber la historia que se esconde detrás de ese abandono. Uno por lo general se queda con la más fácil pero siempre hay algo que queda en el tintero y nunca sabremos. Y es que el hecho de ver ciertas cosas que se ven por allí, nos hace pensar. Las imágenes que vemos en esta nota no serán la excepción.
¿Cuántas veces podremos ser testigos en la vida de algo similar? No muchas, seguramente. No es cosa de todos los días y no es algo que se de a la vuelta de cada esquina del barrio. Ver un Ferrari abandonado siempre resultará extraño y aquí tenemos uno finalmente. Hemos visto autos en estado de abandono que realmente daban lástima, esta no será entonces ni la primera ni la última vez, pero cuesta hacerse a la idea.

Lo que vemos allí estacionado (y abandonado) en la calle no es ni más ni menos que un Ferrari Mundial 8, uno de los vehículos más económicos de la historia de Ferrari (debido a que muchas tareas de servicio y mantenimiento pueden hacerse sin necesidad de sacar el motor V8 que está ubicado en posición transversal), del que se han fabricado entre los años 1980 y 1982, la cantidad de 703 unidades solamente.
Pero si el Ferrari Mundial 8 era relativamente sencillo de mantener, éste que han dejado abandonado en una zona residencial de Dubai (pasan cosas raras en Dubai…) será algo diferente ya que lleva abandonado en la calle algo así como unos cuatro años y, en consecuencia, todo está a la vista: un estado más que lamentable para un auto que debería estar cuidadosamente refugiado en un coqueto garaje.
Claro que no sólo el paso del tiempo ha causado grandes daños al auto, también los vándalos y saqueadores (que nunca faltan) se han encargado de hacer lo suyo.

El Ferrari Mondial 8 tenía un motor 3.0 litros V8 16 válvulas, era un 2+2 coupé, su diseño original es de Pininfarina y lo construía Carrozzería Scaglietti (no se fabricaba en la planta de Maranello).
El estado del auto en general es patético, le faltan muchísimas cosas, sobre todo en la parte del interior, lugar en el que a pesar de todo se puede seguir leyendo claramente sobre el volante el número de bastidor del auto.
Se los dijimos amigos de Coches 2.0: siempre, indefectiblemente siempre, ver un auto en este estado da pena… si hasta dan ganas de pagarse un viaje hasta Dubai para ir a buscarlo…