Ferrari F40 Limusina: no era necesario

Ya deberían estar librando un pedido de captura internacional para el desalmado que ha sido responsable directo de esta verdadera atrocidad. El crimen hecho ha sucedido en Japón y a las pruebas nos remitimos: una leyenda entre los autos super deportivos, una verdadera joya salida de la fábrica de Maranello como lo es un Ferrari F40, convertido en una impresentable e innecesaria limusina, tal como pueden ver en las fotos de esta nota.
Vaya uno a saber lo que se le debe pasar por la cabeza a cierta gente que se sigue empeñando en hacer cosas dignas para ser incendiadas. Así las cosas, no es ni la primera ni la última vez que veremos algo similar (ya, de estos inventos inexplicables hemos visto varios intentos), lo que no significa que debamos acostumbrarnos…

Pensar que entre los años 1987 y 1992 se han llegado a fabricar unas 1.315 unidades del Ferrari F40, y a este buen hombre japonés se le ha ocurrido la bendita idea de destrozar con todas sus ganas, precisamente, a una de esas unidades. Demás está decir que la limusina que vemos en las fotos parece haber sido concebida sobre un Ferrari F40 que tiene todo el aspecto de ser absolutamente original.
Esta bestia (hablamos de la original, claro) había llegado al mundo para darle dura lucha al Porsche 959, pero viendo como lo ha dejado el amigo oriental, por lo menos esta unidad, no le puede dar lucha a nadie.
Eso sí, hay que reconocer que el trabajo en sí mismo está muy pero muy bien hecho, de acuerdo a lo que podemos apreciar. Ahora tan sólo restará descubrir si es que efectivamente esta limusina está hecha con piezas originales del Ferrari F40 o si se trata ni más ni menos que de simples piezas de un kit de carrocería que imita las formas del super deportivo italiano (lo que no ha sido modificado ha sido la parte frontal y la parte trasera, que siguen siendo idénticas al modelo original, pero las dimensiones de largo, obviamente, han variado sobremanera).

Otra cosa también se ha aclarado por parte del (ir)responsable que lo ha generado: el poderoso motor V8 ha sido reemplazado por uno mucho más acorde para las funciones que ahora cumple… un motor 1.3 litros de cilindrada. En fin… una mancha más para este impresentable tigre tan particular. Deberían ofrecer una suculenta recompensa por capturar al creador de este engendro.